Google
Internet www.matrix666.net
Matrix666, Blog de José Carlos Vilorio » Articulos

Vd. esta hojeando ahora las Articulos categorias.

Manuel Delgado Villegas “El arropiero”

La revista “Quadernos de Criminología” publica una sección que se titúla “Quilers de QdC” que tengo el honor de escribir, en cada artículo intentare acercar al público la persona de un asesino en serie , hoy ese articulo, lo dedico a Manuel Delgado Villegas “El arropiero”. que he tenido ele  honor de firmar con el Comisario Salvador Ortega, el policia que lo detuvo, hoy 18 de enero, pero en 1971.

Os animo a incribiros en la Sociedad Española de Criminología que edita esta revista, ademas de realizar multiples actividades para el fomento de la #criminologia,  si quereis suscribiros podeis realizarlo en este enlace.

Manuel Delgado Villegas, apodado “el Arropiero ” al ser hijo de un vendedor de arrope, caramelos caseros hechos con miel de caña, y a veces zumo fruta con alto contenido azucarado y distintos sabores, está considerado como el mayor asesino en serie español de todos los tiempos.  También hay que hacer constar que las condiciones que en él se dan, hacen del Arropiero un caso extremadamente singular.

Manuel Delgado Villegas "El arropiero"

Manuel Delgado Villegas “El arropiero”

Sin embargo, pese a que se autoinculpó de un total de cuarenta y ocho crímenes, la policía española analizó e investigó veintidós de los casos, algunos de ellos en el extranjero,  los relatos y manifestaciones de Manuel coincidían con los lugares y hechos donde manifestó haber llevado a cabo alguno de sus crímenes, tras los estudios de las gestiones sumariales, siete de ellos, se razonaron como resueltos y se reconstruyeron los hechos por el Ilmo. Sr. Magistrado Juez Especial, nombrado para la realización de los  mismos. Con el número veintidós el grupo investigador, recibe órdenes de dar por terminadas las gestiones y líneas de investigación, considerándose el caso como cerrado.

Pese a lo anterior, jamás fue juzgado, aunque sí ingresó en prisión. De acuerdo con el Código Penal vigente en aquel entonces (1973), la Sala Segunda de la Audiencia Nacional, que se acababa de crear, unificó todas sus causas en el sumario 24/1978 dictando un auto de sobreseimiento  provisional de la causa el 20 de junio de 1978, decretando el internamiento de por vida. Pasó casi veinte años en los módulos psiquiátricos de varias prisiones, entre las que destaca Carabanchel (Madrid) o Fontcalent (Alicante). Su caso llegó a ocasionar que la Asociación de Estudios Penales demandase a varios exministros  de Justicia, directores de Instituciones Penitenciarias y tres magistrados a causa de este hecho.

Fue el primer preso al que se le trasladó en avión en España, todo ello al objeto de realizar investigación de los numerosos crímenes de los cuales se autoinculpó.

Mientras estaba ingresado en el psiquiátrico penitenciario de Carabanchel, donde por primera vez en nuestro país se descubre la anomalía genética de su ADN, los cuales muestran una trisomía de los cromosomas sexuales, observándose un cromosoma Y extra dando lugar al cariotipo 47 XYY. Este cromosoma YY se ha denominado como síndrome del superhombre entre otros similares, y se les puede observar una menor capacidad del aprendizaje y alteraciones en el lenguaje, al igual que un bajo coeficiente intelectual y cierta tendencia a la agresividad y conducta antisocial.

En ninguno de sus crímenes se encontró semen ni otros restos orgánicos como líquido seminal, por lo que algunos investigadores creen que padecía falta de esperma llamada “aspermia”.

Manuel Delgado Villegas,  nació el 25 de enero de 1943 en Sevilla, en el conocido como “Charco de la Pava” cercano al barrio de León.

Su madre murió estando ingresada por la Beneficencia en el “Hospital de las cinco llagas” hoy lugar del Parlamento de Andalucía. Padecía de problemas cardiovasculares graves. Su hermana Joaquina se marchó a Barcelona donde a trabajar. Manuel Delgado era cuidado por su abuela y ya con dos años su hermana trasladó a ambos a su domicilio, siendo la única persona que mantuvo con Manuel cierta relación de afectividad. Tuvo una infancia difícil llena de violencia y en 1961 ingresó en la Legión Española, de donde fue expulsado al considerarlo no apto por problemas mentales. Fue allí donde aprendió el golpe que le dio fama, ” el golpe del legionario”, un golpe seco dado con el canto de la mano en el cuello, aunque también utilizaba medios “de oportunidad”.

Los autores del presente artículo, el comisario Salvador Ortega y el Criminalista José Carlos Vilorio

Los autores del presente artículo, el comisario Salvador Ortega y el Criminalista José Carlos Vilorio

Pese a todo lo anterior el profesor Luis Frontela, Catedrático de Medicina Legal de la Facultad de Sevilla, forense que examinó a Manuel Delgado, consideró que era una persona que discernía el bien del mal, considerándole no un enfermo mental sino un psicópata, con inteligencia dentro de los parámetros normales pese a que no consiguió aprender a leer ni escribir.

De la misma opinión es el comisario del C.N.P. Salvador Ortega, que recorrió España con Manuel Delgado y la comisión judicial, reconstruyendo e investigando cada uno de los crímenes de los cuales se autoinculpó. Durante el tiempo que Manuel Delgado estuvo en contacto con los investigadores, casi tres años, antes y después de ser ingresado en el Psiquiátrico Penitenciario de Madrid, no indicó tener necesidad de ser medicado, al igual que no mostró reacción alguna de padecer ataques epilépticos como tampoco síntomas de esquizofrenia.

No manifestó muestras de drogadicción o de alcoholismo. En las comidas nunca solicitó el consumo de bebidas alcohólicas, aunque sí que es cierto que fumaba más de un paquete de tabaco rubio a diario, su comportamiento se adaptó siempre a las indicaciones de los acompañantes. Nunca se le mantuvo esposado, pero si controlado por los investigadores para no dar lugar a situaciones de riesgo y mayor peligrosidad.

se desconocen los tratamientos empleados sobre cualquier enfermedad, sobre todo psiquiátrica, una vez fue trasladado a Fontcalent.

Ambos piensan que la mente del asesino fue degenerando a causa de los tratamientos seguidos para mantenerle tranquilo en prisión una vez detenido, ya que fue tratado de esquizofrenia. También según algunas fuentes, padecía un cuadro megalomaníaco, desorientación espacio-temporal y tendencia al autismo. Era disléxico  y tartamudeaba con frecuencia.

El asesinato de María Antonia Relinque, una mujer con cierta minusvalía psíquica que solía mantener relaciones sexuales con camioneros que estaban de paso por el Puerto de Santa María, a la que él consideraba su novia, puso fin a su carrera criminal. La presencia de Manuel Delgado en la citada localidad se debía a “una visita preparada”, por el mismo, para no ser relacionado ni descubierto como autor de alguna de sus fechorías.

Fue detenido el 18 de enero de 1971 y, según su propia declaración, fue a un paraje cercano a la población del Puerto de Santa María donde, mientras practicaban sexo, riñeron ya que ella le solicitó “algo que le daba asco” y la estranguló con los leotardos de la propia víctima. Según dijo a los investigadores, acudió al lugar del hecho todos los días a mantener relaciones sexuales con el cadáver hasta que fue detenido, ya que “si podía tener sexo con ella en vida, por qué no iba a poder tenerlo una vez muerta”. Cuando se le detiene, en un acto de vanidad, empieza a autoinculparse de muchos de sus crímenes.

El 3 de diciembre de 1970, viajaba en moto con Francisco Martín Ramírez, cuando este le acarició. Esto hizo que Manuel, presa de la cólera, parase el vehículo y le golpease en el cuello. Posteriormente volvió a insinuarse sexualmente y encontrándose ambos a la orilla de un río, lo ahogó en aquel lugar.

El 23 de noviembre de 1969, Manuel estaba en un bar cercano a la vivienda de su hermana en Mataró, presenció cómo Anastasia Borrella, de 68 años de edad, cobraba su sueldo. Siguió a Anastasia cuando salió del local acercándose a la misma tirándole del bolso.

En el forcejeo, éste logró hacerse con el bolso y empujarla al vacío desde un pequeño puente por encima de una espacie de canal.

El Arropiero bajó y la arrastró bajo el puente para ocultar el cuerpo de Anastasia, que había fallecido a consecuencia de la caída. En esos momentos, aprovechó para violarla, marchando después con el dinero que había en el bolso. El cadáver fue descubierto al día siguiente por unos menores que jugaban en el canal.

En Barcelona conoció a Ramón Estrada Saladich, dueño de una empresa familiar llamada “Muebles La Fábrica”, con el que mantenía relaciones sexuales a cambio de dinero. El 5 de abril de 1969, tras tener sexo, Ramón se negó a pagarle el precio, aduciendo que no tenía suficiente. Forcejeando, Manuel vio que su cartera contenía varios billetes de mil ptas., y cogiendo una silla rompe una de las patas golpeándolo en la cabeza, marchándose de inmediato.

En la práctica de los hechos cabe señalar que Ramón solicitó de Manuel que le introdujera uno de los dedos por el ano, dedo que este tenía vendado, cuando finalizó la introducción, al sacarlo dejó la venda en el interior de la ampolla rectal. En las manifestaciones de Manuel sobre los hechos, el que quedara el vendaje en el interior le pareció jocoso y se burlaba de ello. En los datos de la autopsia, se detalla y describe la presencia de una “especie de gasa o venda de gasa” en la ampolla rectal.

El 20 de junio de 1968 fue descubierto en la localidad de Chinchón el cadáver de Venancio Hernández Carrasco. Según las primeras investigaciones llevadas a cabo se encontró el cadáver junto al rio y se determinó que cayó al río por accidente, sin embargo, Manuel Delgado Villegas, manifestó a los investigadores que se encontró con Venancio en el campo en la orilla del rio. Le pidió algo de comer, y Venancio le contestó negándose mientras le regañaba diciéndole que trabajase que era joven. Preso de la ira, Manuel le metió la cabeza en el agua y aclaró que no le soltó hasta que se ahogó.

Entre otros detalles cuando declaraba manifestó que “el hijo de puta se quería salir (del río) así que le sujeté la cabeza dentro del agua hasta que dejó de moverse”.

El 20 de junio de 1967, en una casa de campo en Can Planas (Ibiza), se encontró el cadáver de Margaret Helene Boudrie, de 21 años de edad, un crimen del que se acusó en un principio a un estudiante de medicina americano llamado Jules Norton que estuvo en el lugar de los hechos, Manuel Delgado dio noticias de su autoría tras su detención. Manifestó a los investigadores que estaba buscando una casa para robar algo de comida. Al asomarse por la ventana de una de casa vio a la joven desnuda durmiendo en la cama, salto por la ventana a su interior y poniéndose sobre ella, la asfixió con la almohada. Tras esto la violo y, llegó incluso a “lavar el cadáver para borrar huellas”, robó algo de comida y abandonó el lugar.

En Garraf, el 21 de enero de 1964, cuando se encontraba en una playa de la localidad llamada Llorach, Manuel Delgado vio a un hombre durmiendo, cogió una piedra y le machacó la cabeza, robándole la cartera y el reloj. El hombre se llamaba Adolfo Folch Muntaner, tenía 49 años. Cuando le preguntaron el motivo respondió “que lo mató por pena, que vio un hombre desgraciado al que no querían en ningún sitio y que para qué iba a estar en este mundo” así que lo mató. Durante la reconstrucción del crimen realizada por la comisión judicial, llegó a reconocer la piedra con la que mató a Adolfo entre las que se le presentaron.

Llegó a inculparse de varios crímenes en la ciudad de Marsella, donde al parecer dio muerte a varias personas a tiros de metralleta tras encapricharse de una chica. También en París, afirma haber matado a una mujer en las cercanías del Sena, lo que, dada la nula colaboración oficial franco-española en materia policial en aquel entonces, llevó a iniciar contactos de manera extraoficial para intentar averiguar la veracidad de los hechos. Sin embargo, pese a los detalles facilitados por el propio Manuel Delgado, no fue posible la comprobación total de los hechos, ya que en aquellos momentos en Francia hubo varios sucesos de características similares a los relatados por el propio “Arropiero”.

Reconstrucción de uno de sus crímenes

Reconstrucción de uno de sus crímenes

También llega a afirmar haber asesinado en Roma a la dueña de una pensión y su sobrina con similar resultado.

El caso de Manuel Delgado Villegas pasa por ser uno de los más singulares de la historia del Derecho Penal en España y de gran interés criminológico para su estudio.

Solo fue liberado de prisión para ingresar en el hospital psiquiátrico de Santa Coloma de Gramanet (Barcelona) donde falleció el 2 de febrero de 1998 de una enfermedad pulmonar crónica (EPOC) debido a su adición compulsiva al tabaco.

Comentario publicado el 18 enero, 2017 a las 10:11 am

Introduce un comentario

José Antonio Rodríguez Vega, “El mataviejas”, otro asesino en serie español

La revista “Quadernos de Criminología” inició en su número 33, una nueva sección que se titúla “Quilers de QdC” que tengo el honor de escribir, en cada artículo intentare acercar al público la persona de un asesino en serie , hoy esta dedicado a José Antonio Rodríguez Vega “El mataviejas”.

Os animo a incribiros en la Sociedad Española de Criminología que edita esta revista, ademas de realizar multiples actividades para el fomento de la #criminologia,  si quereis suscribiros podeis realizarlo en este enlace.

José Antonio Rodríguez Vega, Santander 03/12/57-Salamanca 24/10/2002, es el asesino en serie español al que más muertes se le han logrado atribuir fehacientemente. Fue conocido en primer lugar como el “violador de la moto”, durante la investigación que llevó a su detención como el autor de los “crímenes del albañil” y posteriormente la prensa le bautizó como “el mataviejas”.

Este asesino tiene una carrera ascendente en la que podemos observar como sus delitos van de menos a más hasta llegar a convertirse en el asesino en serie más prolífico de la historia de España.

José Antonio era un individuo con una fijación especial con su madre, una persona muy dominante a la que odiaba, tenía miedo y deseaba sexualmente. Los psiquiatras que lo trataron están convencidos de que fue un niño que sufrió malos tratos por parte de ella, según las declaraciones que realizó en medios de prensa. Una vez en prisión llego a decir “Todos los hombres han sentido alguna vez deseos de violar a su madre”, una relación de amor-odio que marco su vida.

La Sentencia que lo condena expresa textualmente “…con infancia difícil, que siente rechazo a su familia, especialmente a su madre, con dificultad para establecer relaciones con los demás, y presenta una personalidad psicopática desalmada, caracterizada por un embotamiento afectivo y carente de sentimientos, y una perversión sexual múltiple, que le origina anomalías sexuales,..” al mismo tiempo que continua afirmando que los delitos que cometía “lo hacía captando la atención y simpatía de mujeres ancianas que vivían solas”.

José Antonio Rodríguez Vega

José Antonio Rodríguez Vega

Se casó a los 18 años, después de dejar embarazada a su novia Socorro, con la que tuvo un hijo. Sin embargo, a los pocos meses de su boda, fue detenido acusado de un delito de violación consumada y tres en grado de tentativa y lesiones. En ese tiempo era conocido como el “violador de la moto” por utilizar ese medio de huida después de las agresiones sexuales que cometía tapado con un pasamontañas y fue condenado a veintisiete años de cárcel en abril de 1979.

El código penal de 1973 castigaba el delito de violación solo a instancia de parte y permitía a la víctima perdonar a su agresor, así pues, José Antonio escribió varias cartas a sus víctimas pidiéndoles su clemencia, con la ayuda de su madre, la cual llego a entrevistarse con ellas en varias ocasiones, solicitando también el favor para su hijo. Actualmente es impensable que una víctima de violación tenga más relación con su atacante pero, en ese momento, no solo tuvieron contacto con su agresor sexual sino que este, usando unos encantos que, todos los que han hablado con Rodríguez Vega dicen que tenía, aparte de calificarlo como una persona bien parecida y que inspiraba confianza, obtuvo el perdón de todas ellas menos una, lo que unido al buen comportamiento en prisión de José Antonio, hizo que solo permaneciese en la carcel ocho años, saliendo en libertad en noviembre de 1986.

Tras abandonar el centro penitenciario se encuentra con que su mujer se ha separado de él y que ella y su hijo han trasladado su residencia a Barcelona. Al ser una persona agraciada físicamente no tardo en empezar otra relación con una mujer llamada Nieves, que padecía epilepsia. En principio intentó volver a residir con sus padres pero, aunque José Antonio siempre declaró que su madre lo había echado de casa tras golpear a su padre, que en esos momentos tenía una enfermedad terminal, la propia madre declaró que no había consentido que viviese su hijo en casa con Nieves al estar esta soltera.

Casa del matavieejas

Casa del mataviejas

José Antonio y Nieves alquilaron un piso en la calle Cobo de la Torre número 2 de Santander. Un lugar que al finalizar la investigación se convertiría en la casa personal de los horrores del mataviejas.

Al salir de prisión comienza su carrera criminal. Empieza a trabajar vendiendo seguros para televisores y ofreciéndose para reparaciones de albañilería y chapuzas de menor entidad, de esta forma se acercaba a sus víctimas, todas ellas de avanzada edad que vivían solas, ganándose la confianza de las ancianas de las que estudiaba sus costumbres de forma exhaustiva, su conducta queda descrita por Robert Ressler como asesino en serie organizado. El primer asesinato realizado por José Antonio se produjo solo a los cinco meses de salir en libertad.

No solo las estudiaba pormenorizadamente, sino que seguía un patrón establecido. Una vez tenía su confianza, en alguna de las vistitas que les hacía, las agredía tapándoles la boca y la nariz, lo que unido a las grandes manos que poseía y la poca capacidad de resistencia que tenían las mujeres objeto de su deseo, (la más joven a la que agredió tenía 61 años y la más longeva 93), les ocasionaba la muerte por asfixia o edema pulmonar y paro cardiaco sin prácticamente dejar señales de violencia en sus víctimas. Debido a eso y a la avanzada edad de las víctimas, varias de ellas fueron enterradas sin realizar siquiera la autopsia y, de otras, pese a realizarse se decretó muerte natural.

Una vez vencida la resistencia de estas mujeres y de haberles provocado la muerte, abusaba sexualmente de ellas, se avergonzaba de los hechos cometidos y está comprobado que pasaba varias horas con las victimas jugando y lamiendo los genitales, aunque en raras ocasiones llegaba a consumar la penetración.

Después de satisfechos sus instintos, les ponía la bata, abrochándosela hasta arriba y las metía en la cama colocándolas con los brazos cruzados sobre el pecho para después taparlas perfectamente con la ropa de cama.

Para finalizar robaba en la vivienda llevándose cosas de relativo valor y objetos sin importancia a modo de trofeo o souvenir.

El inicio de la investigación se produce tras el descubrimiento del cadáver de Margarita González Sánchez, de 82 años de edad, el l6 de agosto de 1987, que había fallecido 10 días antes, en su domicilio sito en la C/ de la Roca, en Santander, a la que hallaron en la cama, vestida según los testigos como “para salir de paseo” pero sin bragas, y a la que se tapó la boca y la nariz con tanta fuerza que no solo le produjo la asfixia sino que esta se tragase su propia dentadura postiza.

Como luego se supo, esta mujer no era su primera víctima, hubo otras dos anteriores que pasaron desapercibidas. A la primera Victoria Rodríguez Morales, de 61 años y fallecida el 15 de abril de 1987, José Antonio la asesinó después de tener relaciones sexuales, esta vez consentidas, debido a que la víctima se dedicaba a la prostitución.

Casa de Julia Paz Fernández

Casa de Julia Paz Fernández

Sin embargo, fue la muerte de Julia Paz Fernández – de 71 años, fallecida el 19 de abril de 1988, un año después de la primera, en la localidad de Muriegas, apenas a siete kilómetros de Santander-, quien se resistió a su asesino, lo cual le produjo bastantes señales de lucha,  la que dio las pistas sobre la autoría de José Antonio Rodríguez Vega como autor de los crímenes al encontrarse en la casa de la víctima la tarjeta de visita de este como albañil y tras la investigación se averiguó que había colocado una puerta de seguridad en el domicilio de la anciana. Más adelante se constató que había colocado puertas de seguridad en casa de varias mujeres cuyo fallecimiento había ocurrido en circunstancias similares.

Esa tarjeta, llevó a los investigadores de la Guardia Civil que se ocuparon de este último caso a conocer que había sido condenado previamente por varios delitos sexuales y a revisar los casos anteriores. Se procedió a realizar un seguimiento de José Antonio que duró veintiocho días, un servicio perfectamente coordinado entre la Policía y la Guardia Civil, que culmino el 19 mayo de 1988 con su detención.

Durante los primeros días tras ser detenido va aumentando el número de víctimas, en principio tres, más tarde nueve y tras el registro que se efectúa en el domicilio que compartía con su compañera sentimental, se encontró una habitación pintada de rojo en la que, entre muchas cosas de ese color se hallaron numerosos objetos que Rodríguez Vega se había ido llevando de los lugares donde había agredido sexualmente y asesinado a sus víctimas, como alianzas, televisores, pendientes, platos de porcelana y hasta flores de plástico que pertenecían a las ancianas.

Presentada una filmación de la habitación y de los objetos que en ella se hallaban a familiares de las ancianas fallecidas por asfixia en Santander durante aquel año, estos reconocen muchos de ellos y se pueden identificar hasta dieciséis víctimas, no obstante, aun hoy existen casi una treintena de objetos de los cuales se desconoce su titularidad, motivo por el cual es muy posible que a sus dieciséis victimas conocidas haya que añadir bastantes más.

A José Antonio Rodríguez Vega se le juzgó en Santander y fue condenado en total a mas de cuatrocientos cuarenta años de prisión, por dieciséis delitos de asesinato y nueve delitos de abusos deshonestos. Durante el juicio llego a mostrarse como un auténtico divo y no mostró arrepentimiento en ningún momento, llegando incluso a amenazar al psiquiatra García Andrade con asesinarlo tanto a él como a su propia madre cuando saliese de prisión. Durante el juicio expuso que actuaba movido por un sentimiento de odio hacia su suegra y hacia su madre.

Pasó por diversas carceles, empezó a estudiar Derecho, en Carabanchel coincidió con otro celebre asesino en serie, Manuel Delgado Villegas, conocido como “el Arropiero”, con el que llego a tener cierta relación de amistad-competencia, presumiendo cuál de ambos había asesinado a más personas.

El 23 de octubre de 2002, cuando solo le quedan cuatro años para salir en libertad – el Código Penal existente en ese momento únicamente permitía estar treinta años ingresado en prisión -, fue trasladado al centro penitenciario de Topas en Salamanca, desde la cárcel de Almería e ingresó en la tercera galería, destinada a los presos más peligrosos, los llamados FIES, pese a que nunca había provocado ningún problema. Esos presos solo salían al patio de la prisión en grupos de cuatro.

Al día siguiente salió al patio en compañía de Enrique Valle González, alias “Zanahorio”, Daniel Rodríguez Ovelleiro y Felipe Martínez Gallego, tres de esos delincuentes más peligrosos.

José Antonio tenía fama de chivato ya que en el penal de Ocaña avisó de la fuga de un recluso por conseguir prebendas.

A las 11,15 Felipe Martínez Gallego golpea a Rodríguez Vega con una piedra metida en un calcetín, posteriormente Enrique Valle González y Daniel Rodríguez Ovelleiro con unos pinchos, le sacaron los ojos e incluso masa encefálica. Enrique, tras sentarse encima del pecho, continua apuñalándolo en el mismo con el picho agarrado con las dos manos hasta completar 89 puñaladas. Por estos hechos fueron condenados a 13 años de prisión, Felipe solo a cinco, aunque este último también murió en prisión poco tiempo después.

Al entierro de José Antonio Rodríguez Vega, solo acudieron los dos enterradores que tenían la obligación de cavar la fosa común donde reposan sus restos. Nadie reclamó su cuerpo.

FECHA NOMBRE EDAD SOUVENIR
15-04-87 Victoria Rodríguez Morales 61

Un par pendientes, un reloj, dos vestidos, dos faldas, una bata y un jersey y 22.000 ptas.

11-07-87 Simona Salas Menéndez 83

Un San Pancracio, una Virgen con niño, un calzador, dos muñecas y 30.000 ptas.

05-08-87 Margarita González Sánchez 82 Una televisión marca Telefunken, un reloj de caballero, un anillo y 30.000 ptas.
17-09-87 Josefina López Gutiérrez del Anillo 86

Un transistor marca Philips y un reloj de cocina y 6.000 ptas.

30-09-87 Manuela González Fernández 81

Un reloj marca Thermidor, una alianza de oro, una cadena con medalla, y el DNI de la víctima.

07-10-87 Josefina Martínez 84

Una televisión, un radio-cassette y una alianza de matrimonio.

30-10-87 Natividad Robledo Espinosa 66

Una televisión, tres jarritas de cerámica, dos alianzas y un par de pendientes y 15.000 ptas.

16-12-87 Catalina Fernández 93 Una sortija dorada, un colgante de tres vueltas y una cadena dorada y 10.000 ptas.
31-12-87 María Isabel Fernández 79

Dos alianzas de oro

05-01-88 María Landazabal 78

Un portatenedores, un abanico y un llavero con la imagen de la Virgen

20-01-88 Carmen Martínez González 65

Una sortija con piedra azul y un lazo con medalla de la Virgen

11-02-88 Engracia González Aranada 78

Dos llaveros y un billetero con 15.000 pts.

23-02-88 Josefa Quirós Llanos 82

Un termómetro, un barómetro y un plato con la efigie del Papa Pablo VI y 10.000 ptas.

15-03-88 Florinda Fernández Valliciervo 85

Según Sentencia, escucho ruidos en la escalera y huyo sin llevarse nada.

02-04-88 Serena Ángeles Soto Argüelles

85

Un reloj

19-04-88 Julia Paz Fernández 70

Un espejo, una figura de la Virgen de Lourdes, una agenda con bolígrafo y 3.000 ptas.

Comentario publicado el 21 noviembre, 2016 a las 6:58 am

Introduce un comentario

El asesino de Olot, el asesino en serie del geriátrico

La revista “Quadernos de Criminología” inicia en su número 33, una nueva sección que se titúla “Quilers de QdC” que tengo el honor de escribir, en cada artículo intentare acercar al público la persona de un asesino en serie , en esta primera ocasion hablaremos del asesino de Olot.

Os animo a incribiros en la Sociedad Española de Criminología que edita esta revista, ademas de realizar multiples actividades para el fomento de la #criminologia,  si quereis suscribiros podeis realizarlo en este enlace.

Un asesino en serie se define, por algunas fuentes tales como el F.B.I. de los Estados Unidos, como el asesinato de un mínimo de dos personas con un periodo de enfriamiento entre cada una de ellas que varía según los autores entre las 24 horas y los 30 días. Este periodo de enfriamiento entre víctima y víctima va disminuyendo a lo largo del tiempo debido a que el asesino busca obtener el placer que le produce matar cada vez con más frecuencia.

La definición se adapta a Joan Vila Dilmé, nacido el 26 de septiembre de 1965 en uno de los términos municipales más pequeños de España, Castellfollit de la Roca, en la provincia de Gerona. Un lugar en donde residía en compañía de sus padres, Ramón y Encarnación, hasta el momento de su detención el 18 de octubre de 2010, por asesinar en el Centro de ancianos “La Caritat” de Olot, lugar donde trabajaba como celador, a Francisca Girones, de 85 años, haciéndole ingerir ácido desincrustante.

Francisca Girones llegó a decir que Vila quería matarla, pero no fue escuchada porque el celador estaba bien considerado y, al parecer, trataba bien a los ancianos.

Francisca, tras ingerir el líquido cáustico que le administró el celador, fue trasladada al Hospital de Olot, donde falleció. El médico al ver quemaduras en la boca de la fallecida, avisó a los Mossos d’ Scuadra, lo que propició el inicio de la investigación. Tras declarar como testigo, confesó los hechos de este primer asesinato en el momento de preguntarle por las cámaras de vídeo que lo habían grabado entrando en la habitación de Francisca.

En un principio, una parte de la opinión pública del país, favorable a la aplicación de la eutanasia, intentó justificar su atroz crimen, apareciendo en prensa varias noticias que indicaban que Francisca le había pedido que acabase con su vida; sin embargo, Álvaro Muro, Coordinador de la Unidad de psiquiatría de Cataluña, durante la penúltima sesión del juicio, declaró: “Convirtió la Caritat en su laboratorio de la muerte (…) le suponía una gratificación y le llenaba”, incidiendo en que había actuado con “puntos de sadismo (…) Es un hombre frío, falso, seductor y con una personalidad perversa muy camuflada”. Lo que junto con la manera de matar a sus víctimas, como dice la sentencia: “Les provocó de manera deliberada un sufrimiento extraordinario, que no era necesario para conseguir su muerte”, hace descartar el asesinato por compasión propio de los llamados “ángeles de la muerte”.

El proceso de investigación sacó a la luz alguna irregularidad que favoreció que a Joan Vila no se le descubriese hasta ese asesinato, como que en una residencia como La Caritat con 47 plazas, de las 15 muertes producidas en los dos años anteriores a la muerte de Francisca, 12 se produjeron durante el turno de Joan Vila.

Tampoco fue detectada como señal de alarma que Joan Vila, también según los psicólogos que le examinaron durante el proceso, fuese una persona inadaptada socialmente, que pasó veinte años en tratamiento psicológico, pero que no era un psicópata ni tampoco tenía problemas para diferenciar el bien del mal.

Irregularidades como que la doctora contratada por la residencia extendiese un certificado de defunción a Monserrat Canalias Muntada en el que expresaba como causa de la muerte “fallo multiorgánico” el 25 de septiembre de 2010. Posteriormente Joan Vila confesó haberla asesinado con un cóctel de barbitúricos moliendo diversos medicamentos, cóctel que describió a los investigadores de forma detallada.

Según declaraciones de varios de los familiares de las víctimas, el celador llegó a acudir al funeral de alguna de ellas, mostrándose activo en el consuelo de los parientes de sus víctimas y les contaba todo tipo de detalles sobre cómo había fallecido su familiar. También mostraba los cadáveres de sus víctimas a los hijos; Anna D., familiar de Sabina Maslloren, declaró: “Joan Vila nos dijo que estuviéramos tranquilos,que habían hecho todo lo que habían podido por ella, pero que si no se hubiera muerto hoy se hubiera muerto otro día, que había mil maneras de morir, y dio todo tipo de detalles”, todo ello posiblemente intentando mantener en el tiempo esa relación de poder obtenida con el asesinato.

Joan fue confesando uno a uno los asesínatos, a medida que se presentaban las pruebas de los mismos.

Los últimos dias era tal la pulsión homicida de Joan que a lo largo de la semana previa a ser detenido, asesinó a sus tres últimas victimas, desconociéndose el motivo por el que dejó de utilizar con estas tres últimas personas el cóctel de medicamentos tipo psicofármacos o la insulina que había usado en otras ocasiones y empleó con ellas un método que hacía sufrir mucho más a las víctimas como es el servirse de un producto de limpieza como arma homicida.

Joan Vila durante el juicio

Joan Vila durante el juicio

Durante el juicio Joan declaró que “Moralmente, pensaba que estaba actuando correctamente, aunque legalmente no era correcto”, posiblemente intentando defenderse utilizando esa opinión favorable de parte de la población por justifica r unos crímenes que al principio del juicio muchos tomaban como eutanasia.

En total la sentencia declara probado que Joan Vila Dilmé cometió once asesinatos entre el 29 de agosto de 2009 y el 17 de octubre de 2010, lo que le concede el dudoso honor de convertirse en el tercer asesino en serie español por número de víctimas, solo detrás de José Antonio Rodríguez Vega, el mataviejas de Santander,y Manuel Delgado Villegas, el arropiero, a la vez que comparte idéntico número de víctimas que Francisco García Escalero, el matamendigos.

Centro de ancianos "La Caritat"

Centro de ancianos “La Caritat”

Tras un juicio con jurado, Joan Vila fue condenado a ciento veintisiete años de prisión, de los cuales, veinte años y diez meses son por su último asesinato, el de Francisca Gironés; y trece años y cuatro meses por los asesinatos de Sabina Masllorens y de Montserrat Guillamet, las tres mujeres a las que Joan mató con productos de limpieza.

Por los ocho primeros asesinatos restantes, se le condena a diez años. Es curioso que en las tres condenas por los asesinatos mencionados en el párrafo anterior, estuviese de acuerdo pero que, por los ocho primeros crímenes cometidos por él, llegó a recurrir hasta el Tribunal Supremo, aduciendo vulneración del derecho a la presunción de inocencia, recurso que este Tribunal desestimó.
Actualmente, Joan Vila está cumpliendo dicha condena en el Centro Penitencia rio de Puig de les Basses en Figueras (Gerona), aunque solo pasará un máximo de cuarenta años entre rejas.

VICTIMAS

EDAD

FECHA DE LA MUERTE

METODO UTILIZADO

Francisca Gironès Quintana 85 17/10/2010 Producto de limpieza con ácido desincrustante
Montserrat Guillamet Bartrolich 88 16/10/2010 Producto de limpieza con lejía
Sabina Masllorenç  Sala 87 12/10/2010 Producto de limpieza con lejía
Montserrat Canalias Muntada 88 25/09/2010 Combinación de psicofármacos
Joan Canal Juliá 94 19/09/2010 Combinación de psicofármacos
Lluís Salleras Lloret 84 21/08/2010 Combinación de psicofármacos
Carme Vilanova Viñolas 80 11/07/2010 Combinación de psicofármacos
Isidra Garcia Aceijas 85 27/06/2010 Insulina
Teresa Puig Bixadera 89 14/02/2010 Combinación de psicofármacos
Francisca Matilde Fiol 88 18/10/2009 Insulina
Rosa Baburés Pujol 87 20/08/2009

Combinación de psicofármacos

Comentario publicado el 17 junio, 2016 a las 12:24 pm

Introduce un comentario

Eliminacion de las Faltas en el Proyecto de modificacion del Codigo Penal

El proyecto de ley de reforma del Código Penal que en este momento está redactando el Gobierno de España es el más extenso e importante de los realizados hasta la fecha desde la publicación en 1995 del que en su día se llamó Código Penal de la Democracia.

Los cambios afectan a todos los libros del Código, a los hechos delictivos recogidos y a sus penas, así como a la forma en que los Juzgados y Tribunales actúan.

La reforma del Código Penal, va acompañada de otras dos reformas la Ley Procesal y la Ley de Seguridad Ciudadana que también se encuentran en proceso de reforma y sustitución respectivamente.

En este post, quiero llamar la atención sobre la reforma del libro III, sobre las faltas y sus penas, ya que está prevista su eliminación completa. Hay que tener en cuenta que  los hechos delictivos por este tipo de casos de menor entidad según las propias estadísticas del ministerio del interior, suman más del 50% del total (Cuadro I. España de la hoja anexa), aunque quiero señalar en este punto, que el total de hechos conocidos que se citan en esta hoja, no coinciden con los hechos conocidos que se citan en la hoja denominada II. Conocidos.

 Descarga aquí el archivo con la Estadística del Ministerio del Interior a la que se hace referencia.

En algunos casos, como es el caso de las lesiones, las faltas superan el 80% del total. (II. Conocidos en la hoja anexa) en el año 2012 se cometieron 17.005 delitos de lesiones frente a las 88.908 faltas de lesiones.

El legislador aduce para esta modificación del Código Penal el intento de incrementar la eficacia de la Justicia, suprimiendo el Libro III de las faltas, incorporando algunas de ellas como delitos leves, orientada por el principio de intervención mínima, a fin de facilitar una disminución del número de asuntos menores, que pueden encontrar respuesta a través del sistema de sanciones administrativas y civiles.

La eliminación de las faltas cambia irremisiblemente la forma de actuar ya que hasta la fecha cuando sucedían este tipo de hechos de menor entidad no se producía la detención de los supuestos autores salvo casos muy concretos como el de no tener domicilio conocido o no dar confianza bastante. Si lo que se intenta es disminuir el número de asuntos menores entendemos que con esta modificación, se seguirá sin detener a los autores por estos hechos, catalogados a partir de la publicación de esta norma como delitos leves.

Los hechos relativos a violencia de género, siguen siendo delito como se expresó en la modificación realizada mediante la Ley de Medidas de Protección Integral contra la  Violencia de Genero 1/2004.

Las lesiones leves o las llamadas lesiones sin lesión y las amenazas a partir de esta modificación para ser perseguidas han de conllevar denuncia de la persona agraviada, salvo los casos de violencia de género que continuaran como hasta la fecha.

Las injurias leves y las vejaciones injustas, salvo cuando se cometen sobre alguna de las personas a que se refiere el artículo 173.2 (violencia de género o domestica) quedan al margen del ámbito penal, por tratarse de ofensas de carácter privado cuya reparación puede exigirse en la vía jurisdiccional civil o mediante los actos de conciliación.

 La reforma al Código Penal es la mas extensa desde que se publicó la Norma

El legislador también tendrá que aclarar,  al ser delitos solo perseguibles a instancia de parte, si para iniciar el proceso se ha de presentar el perjudicado mediante Abogado y Procurador.

En el caso de actuaciones policiales, cuando se llama a las FF. y CC. de Seguridad por hechos leves contra las personas, para no iniciar el proceso penal de oficio, lo lógico sería realizar una Diligencia a Prevención que sería enviada a la Autoridad Judicial en el caso de que posteriormente alguna de las partes implicadas interpusiese la preceptiva denuncia.

Para las faltas contra el patrimonio se aumenta para considerarlo delito el valor de lo sustraído a la cantidad de 1.000€, aquellos hechos de valor inferior siempre y cuando no exista reincidencia o profesionalización se catalogarán como delitos leves. Si existiese reincidencia o profesionalización se castigarán como delito.

Esta profesionalización intenta eliminar las lagunas existentes a la hora de condenar a aquellos delincuentes profesionales que sustraían cantidades inferiores al límite del delito y que hasta ahora no podían ser castigados como tal. También se valorara el perjuicio causado la víctima en los delitos de hurto.

Sobre los daños me ha sorprendido enormemente, el cambio producido en el artículo 626 sobre el deslucimiento de bienes muebles e inmuebles de dominio público, en el cual podrá acudirse a la sanción administrativa con multas de  30.000 a 600.000€

Las faltas contra los intereses generales se reconducen prácticamente todas como infracciones de carácter administrativo, salvo la expedición de moneda falsa que pasará a tratarse como una figura atenuada del artículo 386.

Así por ejemplo el abandono de jeringuillas u otros instrumentos peligrosos se catalogara como infracción muy grave a la nueva Ley de Seguridad Ciudadana con multas de 30.001 a 600.000€

El abandono de animales domésticos y quienes dejaren sueltos animales feroces o dañinos se les castigará como infracción grave a la nueva ley de seguridad ciudadana con multas de 1.001 a 30.000€

Para finalizar, y con respecto a las Faltas contra Orden Público, que también desaparecen, me sorprendió y nada gratamente por cierto que mientras por infracciones como las antes descritas las sanciones resultan muy duras en el caso de la falta de respeto y consideración debida a la autoridad o sus agentes, una infracción que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad llevan diciendo mucho tiempo que se encontraba penada de forma excesivamente leve, continúa siendo la hermana pobre de todas las infracciones del Código Penal castigándose como infracción leve y castigándose con una sanción de entre 100 y 1.000€.

Para aquellos que deseen ver de forma más extensa de cómo quedan cada una de las Faltas he realizado un resumen que podéis descargar aquí.

Podéis descargar el Proyecto de Ley de reforma del Código Penal integro aqui.

Comentario publicado el 8 enero, 2014 a las 21:37 pm

Introduce un comentario

Peritación caligrafica

El pasado 25 de diciembre falleció en Salamanca mi amigo, D. Alberto Angoso Garcia, Psicólogo clínico, especializado en Neuropsicología, grafólogo y perito calígrafo. Profesor de Criminalística de la Universidad de Salamanca. Miembro del Colegio Oficial de Psicólogos de Castilla y León, de la Sociedad Española de Criminología y Ciencias Forenses (SECCIF), la Academia Internacional de Expertos en Escrituras y Documentos (AIEED, sede en París), así como de otras sociedades científicas en el ámbito de la psicología clínica, la grafología y la pericia caligráfica.

Compaginba su actividad como especialista en el análisis de documentos y firmas, con la docencia universitaria y la publicación científica en las áreas de conocimiento relacionadas con las ciencias de la escritura. Destacado experto en el estudio de las características grafopatológicas de psicopatías, trastornos mentales y deterioro cognitivo, siendo uno de los referentes en este campo en el ámbito iberoamericano y europeo.

Como homenaje reproducimos uno de sus últimos artículos sobre la peritación caligráfica.

1. OBJETO Y CONTENIDO DE LA PERITACIÓN CALIGRÁFICA 

La palabra Perito proviene del latín (Peritus), y significa “sabio experimentado”, también “práctico en una ciencia, arte o materia”. Designa a una persona que posee especiales conocimientos (un experto) y que informa con veracidad a otra persona revestida de autoridad, que juzga sobre uno o varios puntos de litigio entre terceros. De este modo, la pericia Caligráfica sería el ejercicio del perito con vistas a informar a un Juez sobre un hecho o circunstancia del fenómeno escritural que le compete, entiéndase que cuando aquí hablamos de escritura nos referimos específicamente a la escritura manuscrita o quirografiada, es decir, la que ha sido elaborada manualmente.En la actualidad el término Perito calígrafo está en desuso, proviene de las Reales Órdenes anteriores al años 1888 y se refiere en concreto a los antiguos maestros de primaria que enseñaban caligrafía. Hoy en día esta palabra, comúnmente conocida, está siendo sustituida por Experto en Grafística y Documentoscopia.Dentro de las diferentes ramas que abordan las implicaciones de la escritura en el ámbito criminológico judicial, podemos distinguir:

Grafística: Conjunto de conocimientos que se refieren a la escritura y a los elementos que intervienen en ella, considerando aquella y estos desde el punto de vista de la investigación criminal o judicial.

Grafotecnia: Conjunto de estudios, normas y técnicas, que comprenden la investigación de falsificaciones de escritos y alteraciones fraudulentas de los mismos.

Grafocrítica: Crítica del grafismo desde el punto de vista se su autenticidad. Parte de la grafotecnia que se ocupa de determinar la autenticidad del grafismo.

Grafología: Ciencia que estudia la dimensión psíquica del individuo a través de la proyección escritural.

En la práctica muchos de estos términos se yuxtaponen con el más concreto de Peritación Caligráfica.

Los campos de actuación más comunes del Perito Calígrafo son los siguientes:

A) Determinación de autenticidad o falsedad (autoría o no autoría) de firmas manuscritas, es decir, si pertenece o no a un escribiente específico.

B) Determinación de la autenticidad o falsedad de otros elementos gráficos: fechas, cantidades, frases, etc.

C) Determinación de la autoría en manuscritos anónimos que portan escritura manuscrita. Amén de otros elementos: sellos, recortes, análisis del sobre, etc.

Por regla general, el perito calígrafo también es experto en otras dos vertientes que denominamos Peritación Documental y Grafopsicología forense, que veremos en otro apartado. En este capítulo nos circunscribimos esencialmente a la más común de las actividades del Perito calígrafo: la determinación de la autoría de la firma manuscrita.

2. LA FIRMA Y EL AUTOMATISMO NEUROMOTOR

La firma es una conducta gráfica dimanada del sistema neuromuscular propio de cada individuo, se compone de una serie de movimientos gráficos realizados de forma automática en virtud de un hábito psicomotor. La repetición más o menos continuada de este gesto posibilita la ejecución de la firma sin que sea necesario un estado de atención consciente para el diseño de los trazos que la componen. Esta conducta experimenta con el paso del tiempo una serie de transformaciones derivadas de la ejercitación continuada, podemos citar:

– Aumento de la velocidad global en el trazado del ductus.
– Simplificación morfológica.
– Adecuación de las tensiones, presiones y aceleraciones según las trayectorias y los cambios de dirección.
– Adecuación del ritmo,
– Establecimiento de patrones dimensionales recurrentes y constantes (homotectia Gráfica).

Estas transformaciones cristalizan en la firma singular de cada autor, un producto netamente individualizado que puede seguir evolucionando a lo largo del tiempo, la edad y el ejercicio. Tal evolución del grafismo por obra de la ejercitación es también aplicable a la escritura en su conjunto (e inclusive al dibujo en artistas profesionales), no obstante, en la firma se produce de manera mucho más constatable en virtud del mayor número de ensayos de tal signo gráfico (ver imagen 1).

Si bien lo escrito anteriormente vale para toda la generalidad de los escribientes, hemos de tener en cuenta que existen una serie de factores que influyen sobre la persona en el momento de la estampación de la firma y que podemos catalogar como variables intrapersonales: edad, estado físico y neuromotor, grado de escolarización, carácter, temperamento, personalidad, etc, contribuyendo a que cada escribiente haga un tipo de firma específico y característico. Otras variables, si bien son también muy importantes para el perito calígrafo, son de carácter ambiental o circunstancial: útil escritural empleado, postura, soporte, temperatura ambiental, importancia del documento firmado, destinatario, etc.De este modo, la firma de cada individuo guarda una serie de características homogéneas que se perpetúan a través del tiempo y los sucesivos ensayos, una serie de rasgos similares que se verifican en la forma, composición, proporción de trazos, inclinación, velocidad, presión, ritmo, tensión, etc. Es esta singularidad gráfica el objeto de estudio del Perito calígrafo, en esencia: un análisis de detección de aquellos Automatismos Gráficos no susceptibles de ser imitados o falsificados.
Obviamente, en los casos en que el automatismo gráfico no está instaurado (adolescentes, jóvenes o iletrados, ver imagen 2), o ha sido destruido ya sea total o parcialmente (alcoholismo, Alzheimer, Hungtinton, esquizofrenia, etc,), el Cotejo Analítico entre las firmas puede verse enormemente dificultado.
En la actualidad se conoce sobradamente la fenomenología neuromotora responsable de esta automatización, podemos comentar dos postulados neurocientíficos imprescindibles para comprender la metodología analítica del Cotejo caligráfico:Proceso de subcorticalización de la conducta gráfica: Determinadas estructuras y centros subcorticales (cerebelo, ganglios basales, protuberancia, sistema límbico) son los encargados de modular determinados movimientos automáticos realizados sin contribución de áreas corticales de carácter consciente (lóbulo frontal principalmente). Una vez automatizada la conducta específica a través del ensayo su desempeño se realiza de manera no consciente. En la actualidad se sabe que esta modulación o transferencia de áreas concientes a no conscientes está mediada especialmente por el Hipocampo (Milner, B. 1985. Penfield W. 1950), así como otros centros del lóbulo temporal medial.Facilitación Sináptica dependiente de la actividad: Concomitante a este proceso se desarrolla a su vez un fortalecimiento de la interconectividad neural que sustenta la conducta gráfica. Este fenómeno fue formulado teóricamente en la década de los 50 por Donald Hebb (Hebb D. O. The organization of behavior, 1949), y demostrado experimentalmente por E. Kandel y otros autores en años posteriores (Kandel E. and Schwartz, 1982. Bliss TVP and Lomo T. 1973). Básicamente explicado: cuando una neurona diana recibe una serie de aferencias continuas de una neurona presináptica se establece entre ellas una conectividad más intensa debido al aumento significativo de uniones sinápticas entre la primera y la segunda, teniendo la neurona diana más posibilidades de alcanzar el potencial de acción (se hace más excitable) en virtud de este mayor número de sinapsis. Se facilita la actividad y la conducción de la vía nerviosa, y consiguientemente, la actividad muscular dependiente de esta vía nerviosa.


Como resumen, podemos decir que la firma presenta una morfología, presión, tensión, ritmo, saturación, velocidad y aceleraciones, individualizadas y particulares, una idiosincrasia grafica en la cual es posible inferir una serie de AUTOMATISMOS GRÁFICOS que permiten la asignación o no del grafismo a un sujeto determinado (ver imagen 3).

3. LA DETECCIÓN DE LOS GESTOS TIPO O AUTOMATISMOS GRÁFICOS.

La utilidad de los Automatismos Gráficos o “Gestos Gráficos” no deriva de su aparición unitaria en el conjunto de una muestra gráfica, sino de la aparición de un número suficiente de ellos en un conjunto de firmas a través de los cuales identificamos la motricidad esencial de un escribiente. Existen determinados sectores o características donde la detección de Gestos gráficos puede ser decisoria, como por ejemplo:

1) Forma y configuración de los puntos de ataque.
2) Inicios y finales de los impulsos gráficos.
3) Configuraciones espaciales de determinados sectores.
4) Calidad de los desenlaces.
5) Fluctuaciones de Presión.
6) Cambios de Velocidad.
7) Características de los signos accesorios de puntuación.
8) Tensión o energía conque se improntan los movimientos en flexión y extensión (plenos y perfiles).
9) Diseño de elipses y grado de rapidez de los cambios de dirección en curva.
10) Temblores o anomalías en sectores o trayectorias determinadas del ductus.

Asimismo, se considera también de importancia primordial la orientación y ubicación de la firma respecto los puntos de Referencia extrínsecos, tales como márgenes, casilleros, líneas precedentes, y otros elementos contextuales que condicionan de manera no consciente la estampación del grafismo. Estos condicionantes extrínsecos se manifiestan de manera propia y característica en cada individuo.

4. SISTEMA DE COMPARACIÓN DE GRAFISMOS MÁS UTILIZADOS:

1) Sistema de Automatismos Gráficos o “Gestos Tipo”: El más comúnmente usado por los profesionales, y explicado de forma sintética en las anteriores líneas.

2) Sistema Grafomórfico: Análisis de los componentes formales.

3) Sistema Grafométrico: Mensuración de las dimensiones de los elementos de la firma (tamaño de las letras, distancia entre las palabras, letras, etc) para establecer relaciones comparativas entre los grafismos.

4) Sistema Grafotrigonométrico: La misma línea que el anterior pero centrado en las relaciones angulares de los ejes (ver imagen 4), base de las líneas, caja de escritura, etc, con puntos de referencia extraescriturales o intraescriturales.

5) Sistema Homotético: Medida de los distintos trazos de grafías determinadas para hallar relaciones de proporcionalidad entre distintos grafismos.

6) Sistema Grafomotriz: Su análisis se centra en lo que concierne al movimiento o desenvolvimiento del ductus en sí mismo: velocidad, presión, ritmo, cambios de dirección, temblores, etc.


5. ELEMENTOS EN EL COTEJO.Salvo raras excepciones, la metodología Pericial Caligráfica precisa de dos elementos imprescindibles:A) Un Documento dubitado o Escritura Dubitada: Objeto de la investigación y causa de la actuación Pericial. Es un Documento que contiene una sección gráfica (una firma, fecha, cantidad, frase o párrafo) de la cual se duda su legitimidad y autoría, y por ende, de la de todo el documento.

B) Documento o escritura indubitado: Documento o escritura del cual no se duda su legitimidad debido a que ha sido confeccionado ante autoridad competente o situación similar (Juez, Notario, alcalde, Comisaría de Policía, Funcionario Judicial, etc). Ha de ser lo suficientemente extenso como para poder desarrollar el cotejo con un mínimo de fiabilidad y veracidad. Se compone de una serie de firmas, escritura en minúsculas y mayúsculas, guarismos (números), y los elementos que se consideren oportunos conforme a la demanda de la prueba solicitada. A continuación presentamos un modelo de Cuerpo de Escritura Indubitado:

6. EJEMPLO DE CUERPO DE ESCRITURA INDUBITADO:

El ejemplo que damos es un caso Standard, siempre hay que tener en cuenta si lo que se va a cotejar es una firma, unos números, un texto o frase manuscrita, etc, pudiendo hacer hincapié en uno y otro elemento y adaptando la toma del Cuerpo Indubitado a tal efecto.

El amanuense ha de escribir de manera espontánea y natural, a velocidad adecuada dependiendo de sus aptitudes. Es conveniente que emplee un útil escritural semejante al utilizado para confeccionar la escritura dudosa, sin descartar emplear dos o más útiles durante la ejecución de la escritura.

1) Se pregunta cual es la mano dominante (la derecha por lo general) y se le solicita que escriba 30 firmas sin parar.

2) Se le solicita que escriba algunas con la mano no dominante, si resulta que es ambidiestro, se le pide que realice asimismo otras 30 firmas con tal mano y extremidad. El perito ha de estar muy pendiente de posibles manipulaciones fraudulentas en este aspecto, especialmente en los anónimos.

3) Se le dicta un texto que puede oscilar entre 15 y 25 líneas dependiendo del tamaño de la letra, si es pequeña, 15 líneas, si es grande, 25 líneas. El texto ha de ser variado en grafías y léxico. Si el grafismo dubitado es en mayúsculas que escriba todo o parte del texto en mayúsculas.

4) Se le pide que escriba 5 veces el abecedario en letras minúsculas y 5 veces en letras mayúsculas.

5) Si el escrito dubitado tiene números o guarismos, se le requiere para que escriba 15 veces los números del 1 al 10, después, se le dictan unas 20 cifras con cinco números (91.324, 17.894, etc) que contengan los guarismos interesados. No hay una norma fija.

6) Por último, que vuelva a escribir 20 veces la firma con la mano dominante conforme nuestras observaciones.

A su vez, es pertinente el examen de la firma del DNI, presentada al objeto de la toma del Cuerpo, así como otros documentos judiciales, notariales, sanitarios, realizados con anterioridad al Acto.

En ocasiones es necesario solicitar el Cuerpo de Escritura condicionando la estampación de las firmas, u otros elementos, a Documentos iguales o semejantes a donde se estamparon las firmas dudosas: cheques, casilleros, recuadros, etc.

Presentes estos dos elementos: la escritura dubitada e indubitada, comienza el cotejo o análisis Pericial Caligráfico, por uno o varios de los métodos antes descritos.


7. PARTES DE LA FIRMA Y LA ESCRITURA.En general, toda firma, salvo excepciones, presenta dos partes perfectamente definidas:1ª LA FIRMA propiamente dicha, en la que figura el nombre y los apellidos, usualmente los expertos la denominan Caja De Escritura (lugar o sección donde se escribe).

2ª LA RÚBRICA o gesto espontáneo, por regla general mucho más rápido y distendido que el anterior, un gesto natural y amplio que adorna o envuelve la Caja de Escritura.

Existen pues personas que suelen ejercitar la firma en varias formas, desde la completa hasta otras muy abreviadas, conocidas bajo el nombre de “VISE”, pudiendo estar representadas sólo por un mero esbozo de la rúbrica (ver imagen 5).

Dentro de la escritura, el especialista ha de saber diferenciar con claridad los elementos constituyentes en que puede subdividirse. Podemos hablar de un argot profesional empleado en Grafística y asiduamente empleado en la elaboración de los Informes periciales. A continuación hacemos un breve repaso de algunos de los términos más importantes:

Grafía: Modo de escribir o representar las letras del alfabeto individuales. Cualquier letra alfabética.
Grafismo: Cualquier tipo de mancha escritural, icónica, simbólica o indeterminada. Una mancha. Se emplea como sinónimo de escritura para evitar redundancias en los informes.
Gramma: Partes constituyentes de la letra alfabética. En la actualidad se emplea indistintamente para cualquier trazo singular que concurre en la escritura de letras.
Trazo: Movimiento escritural que se percibe de forma unitaria. Se puede corresponder o no a una letra.
Hampa: l, f, t, etc. Trazo vertical superior. También se denominan crestas (ver imagen 6).
Jamba: Trazo vertical inferior, j, g, etc. Llamadas a veces Pies (ver imagen 6).
Óvalo: Elipses o círculos de las letras a, o, g, b, etc (ver imagen 6).
Bucle: Idem de otras secciones sitas en tales letras u otras homólogas (ver imagen 6).
Barra: Trazos horizontales.
Travesaño: Barra diagonal.
Pleno (esencial, magistral): Trazo descendente considerado el esencial de la letra.
Perfil: Trazos conectivos generalmente ascendentes.
Enlace: Unión entre las distintas letras escritas.
Ataque: Sección de toma de contacto del útil con el papel (ver imagen 6).
Escape: Sección final de la pigmentación (ver imagen 6).
Destrogiro: Movimientos, gestos o dirección escritural hacia la derecha. Sinistrogiro: Idem hacia la izquierda.


8. MÉTODOS MÁS CORRIENTES DE FALSIFICACIÓN DE FIRMAS.

Los diversos métodos empleados para falsificar una firma y las características que en cada caso les suelen afectar, son:A. IMITACIONES LIBRES (firmas ensayadas): El falsificador copia una firma auténtica y practica su construcción hasta que consigue realizar con soltura una copia lo más aceptable posible. Puede omitir ciertos detalles gráficos o incluso introducir rasgos escriturales propios.
B. IMITACIONES SERVILES (firmas dibujadas, ver imagen 7): El falsificador trata de dibujar una firma auténtica, teniéndola a la vista y con la mayor exactitud posible, dentro de lo que su habilidad escritural le permita. Suelen aparecer signos de indecisión, retoques, enmiendas, temblores, cambios de trazo, etc. Es difícil que el falsificador introduzca gestos escriturales propios.
C. FIRMAS CALCADAS: La firma modelo es copiada por transparencia, por presión o a través de un papel calco. Se suelen caracterizar por que tienden a reproducir fielmente las formas de los grafismos de un modelo auténtico. También, pueden aparecer líneas de trazos insaturados de tinta pigmentante, un error que pasa desapercibido al falsario al repasar el trazo primigenio.
D. FIRMAS INVENTADAS: Cuando el falsificador no dispone de un modelo de firma auténtica no puede realizar ningún tipo de imitación. La construcción de la firma “falsa inventada” estará formada, generalmente por signos escriturales propios y en ocasiones, por rasgos de su propia firma.
E. MODIFICACIÓN FRAUDULENTA DE LA FIRMA AUTÉNTICA: El autor modifica intencionadamente su propia firma para hacerla pasar por falsa en un ulterior análisis. No son firmas falsas en sí, ya que se trata de firmas auténticas de puño y letra deformadas o disfrazadas; en estos casos el autor suele mantener la apariencia general o de una parte del conjunto, modificando determinados grafismos o sectores concretos de la firma.
F. FIRMAS SUPLANTADAS: La firma matriz es suplantada mediante procedimientos mecánicos, tales como fotocopiadoras, escaneados de la imagen motriz y posterior impresión mediante sistemas impresores de ink-jet, laser, etc. En estos casos la firma no es original en tinta, sino reproducción mediante sistemas policromáticos o de tóner. En muchas ocasiones y al disponer de cantidad de firmas indubitadas se puede incluso demostrar la matriz original de la que se obtuvo la imagen falfisicada y suplantada.


9. RASGOS MÁS COMUNES EN IMITACIÓN SERVIL Y COPIA POR NEGATOSCOPIA:1) Puntos de apoyo.
2) Temblores irregularmente distribuidos.
3) Presión desigual.
4) Saturación homogénea.
5) Trazos ralentizados.
6) Disformias.
7) Ausencia de brisados, alfileres, escapes acerados o masivos.
8) Floja.
9) Pastosidades.
10) Tamaño irregular.
11) Ausencia de relaciones constantes con P. R. Extrínsecos.
12) Ausencia de pautas con P. R. Intrínsecos (intraescriturales).
13) Escapes contenidos.
14) Reenganches.
15) Falta de línea basal (escritura sinuosa).
16) Distancia de palabras desigual.
17) Tamaño irregular o anormal.
18) Fragmentaciones o truncados.10. RASGOS QUE DIFICULTAN LA FALSIFICACIÓN DE FIRMAS:

1) Que sea una firma rica, con nombre y dos apellidos. Que no esté simplificada.
2) Que tenga numerosos cambios de dirección, movimientos ágiles que alternen ángulos y curvas.
3) Que sea de movimientos tensos, rápidos y bien automatizados.
4) Que sea personal y tenga muchas idiosincrasias.
5) Que esté hecha con bolígrafo o elemento similar que permita visualizar la presión sin empastamientos ni saturación excesiva de tinta (un rotulador de punta gruesa con tinta muy fluida puede imposibilitar el cotejo, sobre todo si la velocidad de trazado es lenta).
6) Que los movimientos sean ligados, letras y enlaces, para evitar latencias temporales.
7) Que mantenga un ritmo personal y cadencioso.

11. MATERIAL E INSTRUMENTAL NECESARIO:

Un Perito Calígrafo que ejerce sus funciones necesita de este material básico:

INSTRUMENTAL ÓPTICO:

-Lupa manual 10x.
-Lupa cuentahilos 25x.
-Lupa binocular 40x-80x (aproximadamente).
-Fuentes de iluminación (luz blanca) con diferentes intensidades lumínicas. Iluminación perfecta de la zona a estudiar. Con posibilidades de aplicar luz directa, rasante y oblicua.
-Módulo de luz Negatoscópica.

INSTRUMENTAL DE TECNOLOGÍA DIGITAL:

-Cámara Digital de al menos 3.500 pixels.
-Scanner para captación de imágenes con un mínimo de 1.200 pixels.
-Programas de Digitalización y tratamiento de imágenes: adobe photoshop, corel photo paint, Image Pals, etc.
-Programa de Procesador de Textos.

OTROS:

– Reglas, transportadores de ángulos, Diferentes tipos de plantillas milimetradas.

La presión es una de las dimensiones del Peritaje caligráfico que más interesa a los profesionales. La misma saturación de tinta y la mayor o menor profundidad de los trazos nos indica una presión del útil escritural sobre el soporte. Una fuerza vertical que sitúa el acto de escribir sobre un eje en donde dos fuerzas distintas (la trayectoria y la profundidad) convergen en un punto que excede los límites de la superficie bidimensional.

Hace años los profesionales estudiaban la presión por medio de luces rasantes que permitían observar, por medio de las zonas no iluminadas del surco del trazo, la calidad y la cantidad de la presión aplicada. En la actualidad, se impone entre los expertos el Método de Eliminación de Pigmentos por Radiación Infrarroja (Sistema Mepri). A grandes rasgos, este sistema consiste en emitir sobre la escritura una fuente rasante de radiación infrarroja, invisible para el ser humano y fuera del espectro visible (400-700 nanómetros aproximadamente). Con el filtrado adecuado se absorben las longitudes de onda de la mayor parte de las tintas (bolígrafo azul y otras) y se percibe con toda claridad la presión del útil escritural sobre la superficie del papel, se requiere además una cámara que pueda captar las radiaciones IR. Esto permite un análisis exhaustivo y completo de la presión escritural, así como aspectos concretos de la velocidad, temblores, torsiones, escapes, etc, con todas las facilidades que ello supone para el cotejo caligráfico.Existen diversas casas especializadas en equipos de laboratorio que comercializan la emisión de radiación infrarroja con aplicaciones en Peritación Caligráfica. Nosotros desde aquí aconsejamos a los que sientan deseos de convertirse en Peritos Calígrafos la adquisición del Sistema Portátil Truescan comercializado por C&S internacionale.Las ventajas de esta Mini Estación son numerosas:

-Compacta, del tamaño de un ratón y fácilmente transortable.
-Cuatro luces rasantes desde cuatro direcciones.
-Posibilidades de ser aplicada además en el análisis documentoscópico (análisis multiespectral con distintos tipos de filtrado, 7 en luz visible, 2 en Ultravioleta y 2 en Infraroja).
-Posibilidad de ser utilizado como una cámara de fotos con aumento de 20X.
-Manejo muy sencillo hasta para el más neófito o principiante (tres botones).
-Se puede usar como una linterna de UV.


BIBLIOGRAFÍA:
ALCÁZAR. E., Técnicas y peritación caligráficas, 1959.ALLENDE J. Apuntes de Grafopsicología I. Ed A.G.E. 1985.ALLENDE J. Apuntes de Grafopsicología II. Ed A.G.E. 1985.

ANTÓN BARBERÁ F., Y MÉNDEZ BAQUERO F. Análisis de textos manuscritos, firmas y alteraciones documentales. Ed. Tirant lo blanch, 2005.

BALBUENA BALMACEDA J. Mise en evidence de la pression dans les graphismes: Methodologies. Ed. AEEED, 2001.

BALBUENA BALMACEDA J. Firmas auténticas y Detección de Firmas falsas. Ed. AEEED, 2002.

BARRON MARTIN J. Curso de Tecnicas Criminalistica (3ª edición). Ed. Universidad de Granada, 2003.

BLISS T. V. AND COLLINGRIDGE G. L. A sinaptic model of memory: Long Term Potentition in the hippocampus. Nature, 1993 pp. 361: 31-39.

DEL VAL LATIERRO, F., Grafocrítica, Ed. Tecnos, 1963.

HEBB D. O. The organization of behavior: a neuropsychological theory. Ed. John Wiley & Sons, 1949.

KANDEL R. E., HAWKINS R. D. Bases biológicas del Apredizaje y la Individualidad. Ed. Prensa Científica. Especial Investigación y Ciencia, 1996; 54-64.

KANDEL E. R., JESSELL T. M., SCHWARTZ J. H. NEUROCIENCIA. Ed. Prentice Hall, 1999.

LURIA, A.R., El cerebro en acción, Fontanella, 1974.

MARTÍN SÁNCHEZ, T., Peritación caligráfica, Sol, 1987.

MEYNIEL ROYÁN, A., Tratado de grafocrítica. Ed. Trivium, 1992.

ROCAMORA BATLLER, R., Nociones y elementos fundamentales de técnica pericial caligráfica, 1955.

SÁNCHEZ TERRONES, Manual del Perito Calígrafo, 1902.

SERRANO GARCÍA, P., Grafística. Ed. J. López, 1953.

SERRATRICE, M HABIB. Escritura y Cerebro, Ed. Masson, 1997.

VELS A. Escritura y Personalidad. Ed. Herder, 1991.

VELS A. Diccionario de Grafología. Ed. Herder, 1983.

VIÑALS F., Y PUENTE Mª LUZ. Peritación Caligráfica y Judicial. Ed. Herder, 2006.

XANDRO, J.M., Grafología Superior, Herder, 1986.

Comentario publicado el 30 diciembre, 2013 a las 18:45 pm

Introduce un comentario