Peritación caligrafica

El pasado 25 de diciembre falleció en Salamanca mi amigo, D. Alberto Angoso Garcia, Psicólogo clínico, especializado en Neuropsicología, grafólogo y perito calígrafo. Profesor de Criminalística de la Universidad de Salamanca. Miembro del Colegio Oficial de Psicólogos de Castilla y León, de la Sociedad Española de Criminología y Ciencias Forenses (SECCIF), la Academia Internacional de Expertos en Escrituras y Documentos (AIEED, sede en París), así como de otras sociedades científicas en el ámbito de la psicología clínica, la grafología y la pericia caligráfica.

Compaginba su actividad como especialista en el análisis de documentos y firmas, con la docencia universitaria y la publicación científica en las áreas de conocimiento relacionadas con las ciencias de la escritura. Destacado experto en el estudio de las características grafopatológicas de psicopatías, trastornos mentales y deterioro cognitivo, siendo uno de los referentes en este campo en el ámbito iberoamericano y europeo.

Como homenaje reproducimos uno de sus últimos artículos sobre la peritación caligráfica.

1. OBJETO Y CONTENIDO DE LA PERITACIÓN CALIGRÁFICA 

La palabra Perito proviene del latín (Peritus), y significa “sabio experimentado”, también “práctico en una ciencia, arte o materia”. Designa a una persona que posee especiales conocimientos (un experto) y que informa con veracidad a otra persona revestida de autoridad, que juzga sobre uno o varios puntos de litigio entre terceros. De este modo, la pericia Caligráfica sería el ejercicio del perito con vistas a informar a un Juez sobre un hecho o circunstancia del fenómeno escritural que le compete, entiéndase que cuando aquí hablamos de escritura nos referimos específicamente a la escritura manuscrita o quirografiada, es decir, la que ha sido elaborada manualmente.En la actualidad el término Perito calígrafo está en desuso, proviene de las Reales Órdenes anteriores al años 1888 y se refiere en concreto a los antiguos maestros de primaria que enseñaban caligrafía. Hoy en día esta palabra, comúnmente conocida, está siendo sustituida por Experto en Grafística y Documentoscopia.Dentro de las diferentes ramas que abordan las implicaciones de la escritura en el ámbito criminológico judicial, podemos distinguir:

Grafística: Conjunto de conocimientos que se refieren a la escritura y a los elementos que intervienen en ella, considerando aquella y estos desde el punto de vista de la investigación criminal o judicial.

Grafotecnia: Conjunto de estudios, normas y técnicas, que comprenden la investigación de falsificaciones de escritos y alteraciones fraudulentas de los mismos.

Grafocrítica: Crítica del grafismo desde el punto de vista se su autenticidad. Parte de la grafotecnia que se ocupa de determinar la autenticidad del grafismo.

Grafología: Ciencia que estudia la dimensión psíquica del individuo a través de la proyección escritural.

En la práctica muchos de estos términos se yuxtaponen con el más concreto de Peritación Caligráfica.

Los campos de actuación más comunes del Perito Calígrafo son los siguientes:

A) Determinación de autenticidad o falsedad (autoría o no autoría) de firmas manuscritas, es decir, si pertenece o no a un escribiente específico.

B) Determinación de la autenticidad o falsedad de otros elementos gráficos: fechas, cantidades, frases, etc.

C) Determinación de la autoría en manuscritos anónimos que portan escritura manuscrita. Amén de otros elementos: sellos, recortes, análisis del sobre, etc.

Por regla general, el perito calígrafo también es experto en otras dos vertientes que denominamos Peritación Documental y Grafopsicología forense, que veremos en otro apartado. En este capítulo nos circunscribimos esencialmente a la más común de las actividades del Perito calígrafo: la determinación de la autoría de la firma manuscrita.

2. LA FIRMA Y EL AUTOMATISMO NEUROMOTOR

La firma es una conducta gráfica dimanada del sistema neuromuscular propio de cada individuo, se compone de una serie de movimientos gráficos realizados de forma automática en virtud de un hábito psicomotor. La repetición más o menos continuada de este gesto posibilita la ejecución de la firma sin que sea necesario un estado de atención consciente para el diseño de los trazos que la componen. Esta conducta experimenta con el paso del tiempo una serie de transformaciones derivadas de la ejercitación continuada, podemos citar:

– Aumento de la velocidad global en el trazado del ductus.
– Simplificación morfológica.
– Adecuación de las tensiones, presiones y aceleraciones según las trayectorias y los cambios de dirección.
– Adecuación del ritmo,
– Establecimiento de patrones dimensionales recurrentes y constantes (homotectia Gráfica).

Estas transformaciones cristalizan en la firma singular de cada autor, un producto netamente individualizado que puede seguir evolucionando a lo largo del tiempo, la edad y el ejercicio. Tal evolución del grafismo por obra de la ejercitación es también aplicable a la escritura en su conjunto (e inclusive al dibujo en artistas profesionales), no obstante, en la firma se produce de manera mucho más constatable en virtud del mayor número de ensayos de tal signo gráfico (ver imagen 1).

Si bien lo escrito anteriormente vale para toda la generalidad de los escribientes, hemos de tener en cuenta que existen una serie de factores que influyen sobre la persona en el momento de la estampación de la firma y que podemos catalogar como variables intrapersonales: edad, estado físico y neuromotor, grado de escolarización, carácter, temperamento, personalidad, etc, contribuyendo a que cada escribiente haga un tipo de firma específico y característico. Otras variables, si bien son también muy importantes para el perito calígrafo, son de carácter ambiental o circunstancial: útil escritural empleado, postura, soporte, temperatura ambiental, importancia del documento firmado, destinatario, etc.De este modo, la firma de cada individuo guarda una serie de características homogéneas que se perpetúan a través del tiempo y los sucesivos ensayos, una serie de rasgos similares que se verifican en la forma, composición, proporción de trazos, inclinación, velocidad, presión, ritmo, tensión, etc. Es esta singularidad gráfica el objeto de estudio del Perito calígrafo, en esencia: un análisis de detección de aquellos Automatismos Gráficos no susceptibles de ser imitados o falsificados.
Obviamente, en los casos en que el automatismo gráfico no está instaurado (adolescentes, jóvenes o iletrados, ver imagen 2), o ha sido destruido ya sea total o parcialmente (alcoholismo, Alzheimer, Hungtinton, esquizofrenia, etc,), el Cotejo Analítico entre las firmas puede verse enormemente dificultado.
En la actualidad se conoce sobradamente la fenomenología neuromotora responsable de esta automatización, podemos comentar dos postulados neurocientíficos imprescindibles para comprender la metodología analítica del Cotejo caligráfico:Proceso de subcorticalización de la conducta gráfica: Determinadas estructuras y centros subcorticales (cerebelo, ganglios basales, protuberancia, sistema límbico) son los encargados de modular determinados movimientos automáticos realizados sin contribución de áreas corticales de carácter consciente (lóbulo frontal principalmente). Una vez automatizada la conducta específica a través del ensayo su desempeño se realiza de manera no consciente. En la actualidad se sabe que esta modulación o transferencia de áreas concientes a no conscientes está mediada especialmente por el Hipocampo (Milner, B. 1985. Penfield W. 1950), así como otros centros del lóbulo temporal medial.Facilitación Sináptica dependiente de la actividad: Concomitante a este proceso se desarrolla a su vez un fortalecimiento de la interconectividad neural que sustenta la conducta gráfica. Este fenómeno fue formulado teóricamente en la década de los 50 por Donald Hebb (Hebb D. O. The organization of behavior, 1949), y demostrado experimentalmente por E. Kandel y otros autores en años posteriores (Kandel E. and Schwartz, 1982. Bliss TVP and Lomo T. 1973). Básicamente explicado: cuando una neurona diana recibe una serie de aferencias continuas de una neurona presináptica se establece entre ellas una conectividad más intensa debido al aumento significativo de uniones sinápticas entre la primera y la segunda, teniendo la neurona diana más posibilidades de alcanzar el potencial de acción (se hace más excitable) en virtud de este mayor número de sinapsis. Se facilita la actividad y la conducción de la vía nerviosa, y consiguientemente, la actividad muscular dependiente de esta vía nerviosa.


Como resumen, podemos decir que la firma presenta una morfología, presión, tensión, ritmo, saturación, velocidad y aceleraciones, individualizadas y particulares, una idiosincrasia grafica en la cual es posible inferir una serie de AUTOMATISMOS GRÁFICOS que permiten la asignación o no del grafismo a un sujeto determinado (ver imagen 3).

3. LA DETECCIÓN DE LOS GESTOS TIPO O AUTOMATISMOS GRÁFICOS.

La utilidad de los Automatismos Gráficos o “Gestos Gráficos” no deriva de su aparición unitaria en el conjunto de una muestra gráfica, sino de la aparición de un número suficiente de ellos en un conjunto de firmas a través de los cuales identificamos la motricidad esencial de un escribiente. Existen determinados sectores o características donde la detección de Gestos gráficos puede ser decisoria, como por ejemplo:

1) Forma y configuración de los puntos de ataque.
2) Inicios y finales de los impulsos gráficos.
3) Configuraciones espaciales de determinados sectores.
4) Calidad de los desenlaces.
5) Fluctuaciones de Presión.
6) Cambios de Velocidad.
7) Características de los signos accesorios de puntuación.
8) Tensión o energía conque se improntan los movimientos en flexión y extensión (plenos y perfiles).
9) Diseño de elipses y grado de rapidez de los cambios de dirección en curva.
10) Temblores o anomalías en sectores o trayectorias determinadas del ductus.

Asimismo, se considera también de importancia primordial la orientación y ubicación de la firma respecto los puntos de Referencia extrínsecos, tales como márgenes, casilleros, líneas precedentes, y otros elementos contextuales que condicionan de manera no consciente la estampación del grafismo. Estos condicionantes extrínsecos se manifiestan de manera propia y característica en cada individuo.

4. SISTEMA DE COMPARACIÓN DE GRAFISMOS MÁS UTILIZADOS:

1) Sistema de Automatismos Gráficos o “Gestos Tipo”: El más comúnmente usado por los profesionales, y explicado de forma sintética en las anteriores líneas.

2) Sistema Grafomórfico: Análisis de los componentes formales.

3) Sistema Grafométrico: Mensuración de las dimensiones de los elementos de la firma (tamaño de las letras, distancia entre las palabras, letras, etc) para establecer relaciones comparativas entre los grafismos.

4) Sistema Grafotrigonométrico: La misma línea que el anterior pero centrado en las relaciones angulares de los ejes (ver imagen 4), base de las líneas, caja de escritura, etc, con puntos de referencia extraescriturales o intraescriturales.

5) Sistema Homotético: Medida de los distintos trazos de grafías determinadas para hallar relaciones de proporcionalidad entre distintos grafismos.

6) Sistema Grafomotriz: Su análisis se centra en lo que concierne al movimiento o desenvolvimiento del ductus en sí mismo: velocidad, presión, ritmo, cambios de dirección, temblores, etc.


5. ELEMENTOS EN EL COTEJO.Salvo raras excepciones, la metodología Pericial Caligráfica precisa de dos elementos imprescindibles:A) Un Documento dubitado o Escritura Dubitada: Objeto de la investigación y causa de la actuación Pericial. Es un Documento que contiene una sección gráfica (una firma, fecha, cantidad, frase o párrafo) de la cual se duda su legitimidad y autoría, y por ende, de la de todo el documento.

B) Documento o escritura indubitado: Documento o escritura del cual no se duda su legitimidad debido a que ha sido confeccionado ante autoridad competente o situación similar (Juez, Notario, alcalde, Comisaría de Policía, Funcionario Judicial, etc). Ha de ser lo suficientemente extenso como para poder desarrollar el cotejo con un mínimo de fiabilidad y veracidad. Se compone de una serie de firmas, escritura en minúsculas y mayúsculas, guarismos (números), y los elementos que se consideren oportunos conforme a la demanda de la prueba solicitada. A continuación presentamos un modelo de Cuerpo de Escritura Indubitado:

6. EJEMPLO DE CUERPO DE ESCRITURA INDUBITADO:

El ejemplo que damos es un caso Standard, siempre hay que tener en cuenta si lo que se va a cotejar es una firma, unos números, un texto o frase manuscrita, etc, pudiendo hacer hincapié en uno y otro elemento y adaptando la toma del Cuerpo Indubitado a tal efecto.

El amanuense ha de escribir de manera espontánea y natural, a velocidad adecuada dependiendo de sus aptitudes. Es conveniente que emplee un útil escritural semejante al utilizado para confeccionar la escritura dudosa, sin descartar emplear dos o más útiles durante la ejecución de la escritura.

1) Se pregunta cual es la mano dominante (la derecha por lo general) y se le solicita que escriba 30 firmas sin parar.

2) Se le solicita que escriba algunas con la mano no dominante, si resulta que es ambidiestro, se le pide que realice asimismo otras 30 firmas con tal mano y extremidad. El perito ha de estar muy pendiente de posibles manipulaciones fraudulentas en este aspecto, especialmente en los anónimos.

3) Se le dicta un texto que puede oscilar entre 15 y 25 líneas dependiendo del tamaño de la letra, si es pequeña, 15 líneas, si es grande, 25 líneas. El texto ha de ser variado en grafías y léxico. Si el grafismo dubitado es en mayúsculas que escriba todo o parte del texto en mayúsculas.

4) Se le pide que escriba 5 veces el abecedario en letras minúsculas y 5 veces en letras mayúsculas.

5) Si el escrito dubitado tiene números o guarismos, se le requiere para que escriba 15 veces los números del 1 al 10, después, se le dictan unas 20 cifras con cinco números (91.324, 17.894, etc) que contengan los guarismos interesados. No hay una norma fija.

6) Por último, que vuelva a escribir 20 veces la firma con la mano dominante conforme nuestras observaciones.

A su vez, es pertinente el examen de la firma del DNI, presentada al objeto de la toma del Cuerpo, así como otros documentos judiciales, notariales, sanitarios, realizados con anterioridad al Acto.

En ocasiones es necesario solicitar el Cuerpo de Escritura condicionando la estampación de las firmas, u otros elementos, a Documentos iguales o semejantes a donde se estamparon las firmas dudosas: cheques, casilleros, recuadros, etc.

Presentes estos dos elementos: la escritura dubitada e indubitada, comienza el cotejo o análisis Pericial Caligráfico, por uno o varios de los métodos antes descritos.


7. PARTES DE LA FIRMA Y LA ESCRITURA.En general, toda firma, salvo excepciones, presenta dos partes perfectamente definidas:1ª LA FIRMA propiamente dicha, en la que figura el nombre y los apellidos, usualmente los expertos la denominan Caja De Escritura (lugar o sección donde se escribe).

2ª LA RÚBRICA o gesto espontáneo, por regla general mucho más rápido y distendido que el anterior, un gesto natural y amplio que adorna o envuelve la Caja de Escritura.

Existen pues personas que suelen ejercitar la firma en varias formas, desde la completa hasta otras muy abreviadas, conocidas bajo el nombre de “VISE”, pudiendo estar representadas sólo por un mero esbozo de la rúbrica (ver imagen 5).

Dentro de la escritura, el especialista ha de saber diferenciar con claridad los elementos constituyentes en que puede subdividirse. Podemos hablar de un argot profesional empleado en Grafística y asiduamente empleado en la elaboración de los Informes periciales. A continuación hacemos un breve repaso de algunos de los términos más importantes:

Grafía: Modo de escribir o representar las letras del alfabeto individuales. Cualquier letra alfabética.
Grafismo: Cualquier tipo de mancha escritural, icónica, simbólica o indeterminada. Una mancha. Se emplea como sinónimo de escritura para evitar redundancias en los informes.
Gramma: Partes constituyentes de la letra alfabética. En la actualidad se emplea indistintamente para cualquier trazo singular que concurre en la escritura de letras.
Trazo: Movimiento escritural que se percibe de forma unitaria. Se puede corresponder o no a una letra.
Hampa: l, f, t, etc. Trazo vertical superior. También se denominan crestas (ver imagen 6).
Jamba: Trazo vertical inferior, j, g, etc. Llamadas a veces Pies (ver imagen 6).
Óvalo: Elipses o círculos de las letras a, o, g, b, etc (ver imagen 6).
Bucle: Idem de otras secciones sitas en tales letras u otras homólogas (ver imagen 6).
Barra: Trazos horizontales.
Travesaño: Barra diagonal.
Pleno (esencial, magistral): Trazo descendente considerado el esencial de la letra.
Perfil: Trazos conectivos generalmente ascendentes.
Enlace: Unión entre las distintas letras escritas.
Ataque: Sección de toma de contacto del útil con el papel (ver imagen 6).
Escape: Sección final de la pigmentación (ver imagen 6).
Destrogiro: Movimientos, gestos o dirección escritural hacia la derecha. Sinistrogiro: Idem hacia la izquierda.


8. MÉTODOS MÁS CORRIENTES DE FALSIFICACIÓN DE FIRMAS.

Los diversos métodos empleados para falsificar una firma y las características que en cada caso les suelen afectar, son:A. IMITACIONES LIBRES (firmas ensayadas): El falsificador copia una firma auténtica y practica su construcción hasta que consigue realizar con soltura una copia lo más aceptable posible. Puede omitir ciertos detalles gráficos o incluso introducir rasgos escriturales propios.
B. IMITACIONES SERVILES (firmas dibujadas, ver imagen 7): El falsificador trata de dibujar una firma auténtica, teniéndola a la vista y con la mayor exactitud posible, dentro de lo que su habilidad escritural le permita. Suelen aparecer signos de indecisión, retoques, enmiendas, temblores, cambios de trazo, etc. Es difícil que el falsificador introduzca gestos escriturales propios.
C. FIRMAS CALCADAS: La firma modelo es copiada por transparencia, por presión o a través de un papel calco. Se suelen caracterizar por que tienden a reproducir fielmente las formas de los grafismos de un modelo auténtico. También, pueden aparecer líneas de trazos insaturados de tinta pigmentante, un error que pasa desapercibido al falsario al repasar el trazo primigenio.
D. FIRMAS INVENTADAS: Cuando el falsificador no dispone de un modelo de firma auténtica no puede realizar ningún tipo de imitación. La construcción de la firma “falsa inventada” estará formada, generalmente por signos escriturales propios y en ocasiones, por rasgos de su propia firma.
E. MODIFICACIÓN FRAUDULENTA DE LA FIRMA AUTÉNTICA: El autor modifica intencionadamente su propia firma para hacerla pasar por falsa en un ulterior análisis. No son firmas falsas en sí, ya que se trata de firmas auténticas de puño y letra deformadas o disfrazadas; en estos casos el autor suele mantener la apariencia general o de una parte del conjunto, modificando determinados grafismos o sectores concretos de la firma.
F. FIRMAS SUPLANTADAS: La firma matriz es suplantada mediante procedimientos mecánicos, tales como fotocopiadoras, escaneados de la imagen motriz y posterior impresión mediante sistemas impresores de ink-jet, laser, etc. En estos casos la firma no es original en tinta, sino reproducción mediante sistemas policromáticos o de tóner. En muchas ocasiones y al disponer de cantidad de firmas indubitadas se puede incluso demostrar la matriz original de la que se obtuvo la imagen falfisicada y suplantada.


9. RASGOS MÁS COMUNES EN IMITACIÓN SERVIL Y COPIA POR NEGATOSCOPIA:1) Puntos de apoyo.
2) Temblores irregularmente distribuidos.
3) Presión desigual.
4) Saturación homogénea.
5) Trazos ralentizados.
6) Disformias.
7) Ausencia de brisados, alfileres, escapes acerados o masivos.
8) Floja.
9) Pastosidades.
10) Tamaño irregular.
11) Ausencia de relaciones constantes con P. R. Extrínsecos.
12) Ausencia de pautas con P. R. Intrínsecos (intraescriturales).
13) Escapes contenidos.
14) Reenganches.
15) Falta de línea basal (escritura sinuosa).
16) Distancia de palabras desigual.
17) Tamaño irregular o anormal.
18) Fragmentaciones o truncados.10. RASGOS QUE DIFICULTAN LA FALSIFICACIÓN DE FIRMAS:

1) Que sea una firma rica, con nombre y dos apellidos. Que no esté simplificada.
2) Que tenga numerosos cambios de dirección, movimientos ágiles que alternen ángulos y curvas.
3) Que sea de movimientos tensos, rápidos y bien automatizados.
4) Que sea personal y tenga muchas idiosincrasias.
5) Que esté hecha con bolígrafo o elemento similar que permita visualizar la presión sin empastamientos ni saturación excesiva de tinta (un rotulador de punta gruesa con tinta muy fluida puede imposibilitar el cotejo, sobre todo si la velocidad de trazado es lenta).
6) Que los movimientos sean ligados, letras y enlaces, para evitar latencias temporales.
7) Que mantenga un ritmo personal y cadencioso.

11. MATERIAL E INSTRUMENTAL NECESARIO:

Un Perito Calígrafo que ejerce sus funciones necesita de este material básico:

INSTRUMENTAL ÓPTICO:

-Lupa manual 10x.
-Lupa cuentahilos 25x.
-Lupa binocular 40x-80x (aproximadamente).
-Fuentes de iluminación (luz blanca) con diferentes intensidades lumínicas. Iluminación perfecta de la zona a estudiar. Con posibilidades de aplicar luz directa, rasante y oblicua.
-Módulo de luz Negatoscópica.

INSTRUMENTAL DE TECNOLOGÍA DIGITAL:

-Cámara Digital de al menos 3.500 pixels.
-Scanner para captación de imágenes con un mínimo de 1.200 pixels.
-Programas de Digitalización y tratamiento de imágenes: adobe photoshop, corel photo paint, Image Pals, etc.
-Programa de Procesador de Textos.

OTROS:

– Reglas, transportadores de ángulos, Diferentes tipos de plantillas milimetradas.

La presión es una de las dimensiones del Peritaje caligráfico que más interesa a los profesionales. La misma saturación de tinta y la mayor o menor profundidad de los trazos nos indica una presión del útil escritural sobre el soporte. Una fuerza vertical que sitúa el acto de escribir sobre un eje en donde dos fuerzas distintas (la trayectoria y la profundidad) convergen en un punto que excede los límites de la superficie bidimensional.

Hace años los profesionales estudiaban la presión por medio de luces rasantes que permitían observar, por medio de las zonas no iluminadas del surco del trazo, la calidad y la cantidad de la presión aplicada. En la actualidad, se impone entre los expertos el Método de Eliminación de Pigmentos por Radiación Infrarroja (Sistema Mepri). A grandes rasgos, este sistema consiste en emitir sobre la escritura una fuente rasante de radiación infrarroja, invisible para el ser humano y fuera del espectro visible (400-700 nanómetros aproximadamente). Con el filtrado adecuado se absorben las longitudes de onda de la mayor parte de las tintas (bolígrafo azul y otras) y se percibe con toda claridad la presión del útil escritural sobre la superficie del papel, se requiere además una cámara que pueda captar las radiaciones IR. Esto permite un análisis exhaustivo y completo de la presión escritural, así como aspectos concretos de la velocidad, temblores, torsiones, escapes, etc, con todas las facilidades que ello supone para el cotejo caligráfico.Existen diversas casas especializadas en equipos de laboratorio que comercializan la emisión de radiación infrarroja con aplicaciones en Peritación Caligráfica. Nosotros desde aquí aconsejamos a los que sientan deseos de convertirse en Peritos Calígrafos la adquisición del Sistema Portátil Truescan comercializado por C&S internacionale.Las ventajas de esta Mini Estación son numerosas:

-Compacta, del tamaño de un ratón y fácilmente transortable.
-Cuatro luces rasantes desde cuatro direcciones.
-Posibilidades de ser aplicada además en el análisis documentoscópico (análisis multiespectral con distintos tipos de filtrado, 7 en luz visible, 2 en Ultravioleta y 2 en Infraroja).
-Posibilidad de ser utilizado como una cámara de fotos con aumento de 20X.
-Manejo muy sencillo hasta para el más neófito o principiante (tres botones).
-Se puede usar como una linterna de UV.


BIBLIOGRAFÍA:
ALCÁZAR. E., Técnicas y peritación caligráficas, 1959.ALLENDE J. Apuntes de Grafopsicología I. Ed A.G.E. 1985.ALLENDE J. Apuntes de Grafopsicología II. Ed A.G.E. 1985.

ANTÓN BARBERÁ F., Y MÉNDEZ BAQUERO F. Análisis de textos manuscritos, firmas y alteraciones documentales. Ed. Tirant lo blanch, 2005.

BALBUENA BALMACEDA J. Mise en evidence de la pression dans les graphismes: Methodologies. Ed. AEEED, 2001.

BALBUENA BALMACEDA J. Firmas auténticas y Detección de Firmas falsas. Ed. AEEED, 2002.

BARRON MARTIN J. Curso de Tecnicas Criminalistica (3ª edición). Ed. Universidad de Granada, 2003.

BLISS T. V. AND COLLINGRIDGE G. L. A sinaptic model of memory: Long Term Potentition in the hippocampus. Nature, 1993 pp. 361: 31-39.

DEL VAL LATIERRO, F., Grafocrítica, Ed. Tecnos, 1963.

HEBB D. O. The organization of behavior: a neuropsychological theory. Ed. John Wiley & Sons, 1949.

KANDEL R. E., HAWKINS R. D. Bases biológicas del Apredizaje y la Individualidad. Ed. Prensa Científica. Especial Investigación y Ciencia, 1996; 54-64.

KANDEL E. R., JESSELL T. M., SCHWARTZ J. H. NEUROCIENCIA. Ed. Prentice Hall, 1999.

LURIA, A.R., El cerebro en acción, Fontanella, 1974.

MARTÍN SÁNCHEZ, T., Peritación caligráfica, Sol, 1987.

MEYNIEL ROYÁN, A., Tratado de grafocrítica. Ed. Trivium, 1992.

ROCAMORA BATLLER, R., Nociones y elementos fundamentales de técnica pericial caligráfica, 1955.

SÁNCHEZ TERRONES, Manual del Perito Calígrafo, 1902.

SERRANO GARCÍA, P., Grafística. Ed. J. López, 1953.

SERRATRICE, M HABIB. Escritura y Cerebro, Ed. Masson, 1997.

VELS A. Escritura y Personalidad. Ed. Herder, 1991.

VELS A. Diccionario de Grafología. Ed. Herder, 1983.

VIÑALS F., Y PUENTE Mª LUZ. Peritación Caligráfica y Judicial. Ed. Herder, 2006.

XANDRO, J.M., Grafología Superior, Herder, 1986.

Balizamiento cromático de indicios

El balizamiento cromático indicios continúa la línea de investigación que realizamos en el artículo anterior donde clasificamos la criminología como la ciencia multidisciplinar atendiendo a criterios cromáticos, en un intento de hacer las clases y funciones de la criminología mucho más visuales y didácticas, al asignar a cada una de ellas un color y, dentro de éste, incluso en algunos casos, una tonalidad.

Esta clasificación taxonómica venía orientada por la función de comunicación que ejerce la cromatología, en el sentido de asignar atributos concretos a los colores que se identifican con cada uno de los tipos, funciones y variantes de la criminología, de tal manera que cada uno de ellos puede, desde esa asignación de colores, ser identificado como criminología académica, científica, práctica, crítica, victimó lógica, del autor, del control social y la proyección de las artes plásticas y audiovisuales de manera automática.

Este nuevo artículo, pretende en la misma línea de la anterior, utilizar el mismo lenguaje icónico al asignar colores a los distintos sistemas de balizamiento que se utilizan en las inspecciones técnico criminalísticas (I.T.C.) , Bien por las unidades especializadas en investigación criminal de las fuerzas y cuerpos de seguridad, como también de las instituciones científicas, como lo es el caso de las española de criminología y ciencias forenses SECCIF, o los institutos de medicina legal o los departamentos de antropología forense y criminalística de nuestras universidades, entre otros.

Introducimos un nuevo tercer término en este punto inspecciones técnico criminalísticas (I.T.C.). No utilizaremos el término inspección técnico policial, entre otros motivos, porque la criminalística no es de usos exclusivo de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, la ciencia es de todos y para todos y pueden ejercerla libremente los profesionales públicos o privados de la criminalística, medicina legal o ciencias forenses afines, “no debemos poner puertas al campo”. Así, por ejemplo se pueden realizar inspecciones técnico criminalísticas en cuestiones que no incumben ni tan siquiera al derecho penal y son objeto de estudio por otras jurisdicciones o, incluso, que se radican por intereses docente o investigador. Tampoco consideramos que el término más correcto, que se deba utilizar, sea el de Inspección Técnico Ocular.

Sería limitar a un solo sentido (la vista) algo que se debe realizar siempre con todos los sentidos al 100% el olfato, el tacto o el oído, por ejemplo, pueden cobrar gran importancia en algunas inspecciones. Una correcta interpretación de una escena de un delito requiere de un análisis muy superior y complejo que una simple inspección ocular, por muy técnica que ésta sea. La visualización correcta de un indicio no conlleva necesariamente la correcta pericia en la recogida, el embalaje, la conservación, etiquetado y correcto envió cumplimentando con los exigentes requisitos de la cadena de custodia. Consideramos, por tanto, que el término más correcto sería el de inspección técnico criminalística, puesto que tratándose de una inspección técnica, requiere, o puede requerir, al menos, de la aportación completa de todas y cada una de las ciencias criminalística, dentro de su mayor profundidad y especialización concreta.

Los nuevos sistemas de fotografía y video digital así como la reproducción virtual de escenarios objetor de procesamiento forense, en planimetría Autocad o infografía 3D, permiten un nuevo sistema de balizamiento en el que la incorporación de colores a los testigos simétricos y puntos geodésicos ilustren de manera mucho más visual la naturaleza y tipo de indicios que forman parte de la colección fotográfica y planimetría del informe que debe acompañar a las I.T.C.

Los indicios en la escena del crimen

entendemos por indicio aquel objeto, sustancia, traza o resto material físico o psicológico, que se encuentra en la escena de un delito, que permite relacionar a personas implicadas en el hecho (autores, víctimas o testigos), con el mismo y sus circunstancias, propiciando o favoreciendo esclarecer la verdad de lo sucedido y hacer justicia.

Para que un indicio se convierta en prueba de cargo, deberá reunir una serie de requisitos (pluralidad, coherencia y rigor, fundamentalmente), que nuestra jurisprudencia ha descrito reiteradamente, pero no sin antes, desde el punto de vista estrictamente técnico, haberse garantizado su adecuada protección desde la localización en la propia escena, pasando por su posterior análisis en el laboratorio de referencia, hasta ratificarse en el acto del juicio oral en el que de todos es sabido, conforman la cadena de custodia. Se necesita tener un amplio conocimiento criminalístico avanzado para realizar con rigor una inspección técnico criminalística, puesto que sólo se encuentra en lo que se busca y sólo se busca lo que se piensa. A modo de ejemplo, podemos pensar que, en donde nos encontramos ahora mismo, leyendo estas líneas, no hemos encontrado ningún pelo, pero sin duda hay algún pelo por muy bien que lo hayan limpiado. No hemos pensado en un pelo, lo hemos buscado un pelo, no hemos encontrado un pelo y no hemos recogido un pelo, pero sin embargo si había algún pelo.

El balizamiento cromatico de indicios ofrece una mayor claridad y poder visual en la exposición de los informes técnicos
El balizamiento cromático de indicios ofrece una mayor claridad y poder visual en la exposición de los informes técnicos

Para realizar una correcta I.T.C., Debemos seguir un proceso coherente, predeterminado y minucioso, especialmente lo que se refiere al tratamiento de los indicios en la cena del crimen, dicho proceso debe seguir la secuencia P-F-P (PROTECCIÓN FIJACIÓN PROCESADO). Serían por este orden:

– P1 Protección

– F Fijación

– P2 Procesado

Protección

Constituye la fase uno del procedimiento de protección de indicios. Parte de la idea y condición obligada de que todo lo que nos encontremos en la escena no puede verse destruido, alterado o contaminado por los expertos, los curiosos, familiares, vecinos, prensa, etc. bajo la premisa de que en la escena del crimen, nada salga o entre en la misma sin que el protocolo de protección de indicios haya sido verificado.

La fase uno se debe realizar mediante el balizamiento y aislamiento total de la escena con la técnica de simple o doble acordonamiento, en función de la gravedad del hecho investigado, utilizando postes verticales de colores rojo -blanco y cinta de plástico en colores y diseño que se identifiquen corporativamente con la institución que realiza la I.T.C.

La fase uno distinguirá tres zonas: zona de protección central, lugar donde se encuentran el mayor número de indicios y en la que únicamente trabajarán los expertos en protección, fijación y procesamiento de indicios. La zona de protección secundaria, aislado del anterior por cinta de acotamiento, en la que puede acceder personal autorizado por los responsables de la I.T.C. Y la zona exterior en la que nos podemos encontrar público, prensa, curiosos, etc., aislada mediante cinta de acotamiento en lo que se denomina el perímetro de contención.

Atendiendo los criterios que deben seguirse en la protección de los hallazgos de interés criminal en la I.T.C. , Inspirado en el que consideramos mejor modelo de clasificación elaborado hasta el momento, ideado por nuestro admirado compañero el profesor José María Otin del Castillo, quien en su obra “en la escena del crimen” establece que los indicios pueden clasificarse ateniendo su naturaleza, el indicios físicos y psicológicos, y en funciones de su carácter en indicios consistentes en indicios frágiles.

El balizamiento cromático indicios B.C.I.

Una baliza es un objeto señalizador, utilizado para indicar un lugar geográfico o una situación de peligro potencial. En topografía, el verbo balizar es el empleado para referirse a la acción de ubicar un sitio en relación a otros, fácilmente ubicable es, que aseguran el poder encontrarlo posteriormente.

Las balizas se utilizan en topografía, arquitectura, circulación, navegación marítima, navegación aérea, deportes (líneas diaria, banderines de corner, banderas de los Green de golf, etc.) En arqueología y paleontología, balizas geodésicas, y por supuesto en las Inspecciones Técnico Criminalísticas I.T.C., en los que su utilidad es claramente manifiesta.

El sistema tradicional de balizamiento en las I.T.C. no presenta, a nuestro juicio, un criterio adecuado y eficaz a la hora de señalizar los indicios en función de su naturaleza y carácter, por lo que se existía (existe) una uniformidad mono cromática y plana en los anexos que contienen los formatos descriptivos de las actas de Inspección Técnica, tanto en la planimetría como en la fotografía y video, que según nuestra modesta opinión son claramente mejorables.

Este artículo, pretende ayudar a perfeccionar los procedimientos e implementar un nuevo protocolo para las Inspecciones Técnico Criminalísticas I.T.C. asignando una escala de colores el monto de la fijación de indicios, a los desarrollados escenarios criminales con criterios lo más objetivos y rigurosos posibles, vinculando cada color a la NATURALEZA del indicio y una graduación relativa en la FRAGILIDAD/CONSISTENCIA DEL MISMO.

Es en este punto en el que el sistema de Balizamiento Cromático de Indicios B.C.I., por nosotros propuesto en este artículo, cobra especial significado a llegar a la fase dos de la I.T.C., concretamente en el momento de la Fijación “F”, donde la localización y señalización del indicio con elementos físicos (conos, iraníes, le encuentras, balizas verticales de diferentes tamaños, etc.) Cuya función es la llamada de atención sobre su ubicación, así como de los testigos simétricos que hacen referencia al tamaño de los mismos, preceden a su fijación en fotografía (de conjunto, semi-conjunto y detalle) vidrio y planimetría (a mano alzada, Autocad y si fuera posible infografía).

Los colores que deben acompañar a cada balizamiento indicios son:

ROJO: Para los indicios de naturaleza biológica, manchas de sangre, pelo, esperma, fluidos orgánicos y restos óseos.

AZUL: para los indicios balísticos, proyectiles, vainas, armas de fuego y armas blancas.

NARANJA: para los indicios de naturaleza química, toxicológica, drogas, explosivos, acelerantes, abrasivos y materiales radioactivos o clasificados como peligrosos.

BLANCO: para los indicios lofoscopicos (huellas dactilares, palmares, plantares, otogramas, visibles y latentes).

VIOLETA: para los indicios de naturaleza psicológica que reflejen rasgos del comportamiento y circunstancias extraordinarias.

POLICROMÁTICO: para la señalización de documentos, tanto en soporte tradicional en papel como en soporte digital.

El vestuario y protocolos deben ser claros en la Inspección Técnico Criminalistica I.T.C.
El vestuario y protocolos deben ser claros en la Inspección Técnico Criminalistica I.T.C.

En cada escenario del crimen aparecen indicios representando todos los colores y tonalidades. En cuanto niveles de protección de indicios y su posterior tratamiento tanto en la cadena de custodia, como a la hora de ser reproducida su validez en el acto del juicio oral, estableceremos TRES NIVELES DE FRAGILIDAD.

– NIVEL DE FRAGILIDAD I: señalado con una letra F, para cualquier indicio de naturaleza biológica, medioambiental o toxicológico, o trazas instrumentales con eso de destrucción, alteración o contaminación a partir de un día.

– NIVEL DE FRAGILIDAD II: señalado con una letra FF, para cualquier indicio de la dureza biológica, medioambiental o toxicológico o trazas instrumentales con riesgo de destrucción, alteración o contaminación inferior a un día.

– NIVEL DE FRAGILIDAD III: señalado con una letra FFF, para cualquier indicio de naturaleza biológica, medioambiental o toxicológico, con riesgo de destrucción, alteración o contaminación INMEDIATOS.

Finalmente nos parece oportuno señalar como elementos importantes balizar los propios expertos que intervienen en la Inspección Técnica Criminalística I.T.C., donde todos y cada uno deben portar elementos vestuario y equipo que le signifiquen como tales.

El objeto del balizamiento de personas es doble, por un lado identificar los técnicos que participan en las diferentes tareas de la Inspección Técnico Criminalística I.T.C. entre ellos y respecto a autoridades, público, prensa, curiosos etc. por otro, asignar a su indumentaria el cometido específico de cada uno de ellos, lo cual permite un incremento del orden y control en las tareas técnicas que se realizan.

El vestuario corporativo y equipo debe asignarse a los especialistas que operan en los dos niveles de protección y punto focal.

Así, para todos los especialistas que integren el equipo de protección perimetral y nivel de protección secundaria, deberán portar:

– chalecos en el color que les identifiquen corporativamente con sus institución comandas reflectantes.

– Calzas.

– Guantes protección de alta sensibilidad.

– Mascarilla y gafas.

Para todos los especialistas que procesan  el nivel de protección central y el punto focal, deben portar:

– chalecos en el color creciente sigue corporativamente con su institución comandas reflectantes.

– Monos integrales desechables.

– Calzas.

– Guantes de protección de alta sensibilidad.

– Guantes de látex.

– Mascarilla y gafas.

Nosotros consideramos además interesante que incluso los profesionales que constituyen la comisión judicial, en caso de ser la actuación de esta necesaria, llevarán protección para no contaminar la escena, para no ser contaminados y para ser claramente identificados por todos los profesionales allí presentes. Sabemos que a veces es difícil convencer al magistrado de guardia, al ser perjudicial y al forense de la importancia de esto, pero sí debemos, al menos, señalarlo como recomendable, incluso como necesario, puesto que su puesto, rango, capacitación, formación o responsable al no les exime de contaminar y ser contaminados.

En este caso recomendamos, además de los elementos propios del nivel de protección al que accedan, un brazalete de identificación siendo de color AMARILLO para el médico forense, de color ROJO para el magistrado y AZUL para el secretario judicial. Así serán perfectamente identificables por todos y cada uno los profesionales involucrados en la Inspección Técnico -Ocular.

En caso de no existir comisión judicial o de tratarse de una actuación con objeto de otra jurisdicción o con fines docentes o investigadores, recomendamos que la persona que dirija la misma lleve el brazalete ROJO, el médico o técnico de mayor formación el AMARILLO y el que levanté acta de la misma el AZUL.

Es fundamental una correcta cadena de custodia, y para eso es necesario tener los formularios correctamente diseñados y dispuestos.

El resumen de la propuesta de BALIZAMIENTO CROMÁTICO de INDICIOS B.C.I., pretende responder a los protocolos de protección de indicios y cadena de custodia con mayor eficacia y, además, favorecer el trabajo de campo de los especialistas, propiciando al mismo tiempo una mayor claridad y poder visual en la exposición de los informes técnicos que se deban a los Tribunales de Justicia, adaptándose a la sociedad de la comunicación, la imagen y las nuevas tecnologías.

Aitor Curiel López de Arcaute

Antonio Cela Ranilla

Solicitud de la UNED a policias y aspirantes para un proyecto

Universidad Nacional a Distancia
Universidad Nacional a Distancia

En el Departamento de Psicología del Trabajo y las Organizaciones de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) estamos desarrollando un proyecto de investigación sobre LA SALUD OCUPACIONAL Y LAS CONSECUENCIAS DE LA IDENTIFICACIÓN CON EL ENTORNO, bajo la dirección de la profesora Dña. Gabriela Topa Cantisano y con la participación de la Lic. en Psicología Dña. Alexandra Marcos Lorenzo, quien suscribe el presente mensaje.

El proyecto pretende indagar en las relaciones entre variables dentro de los campos de la salud y la identificación personal y grupal de la que los individuos pueden extraer apoyo en sus quehaceres cotidianos. Consideramos que es interesante analizar el sector de las Fuerzas  y Cuerpos de Seguridad del Estado debido a las características contextuales e intrínsecas al desarrollo de tales profesiones. Nos interesan tanto aquellas personas que están ya trabajando en estos cuerpos como de aquellas que están preparándose para ello.
Adicionalmente adjuntamos un documento con el resumen del proyecto para más información sobre su contenido y propósitos.

Taxonomía cromática de la criminología

paleta de colores
Taxonomía cromática de la criminología

La cromatología (estudio o ciencia de licor del color), es un concepto integrante de lo que se conoce como lenguaje icónico; entendido como la idea de que cualquier color y tonalidad puede serle asignado un significante de imágenes o conceptos a nivel formal.

En ese sentido la cromatología en particular forma parte de lo que se conoce como iconolingüística, concepto que se fundamenten la idea de que todos los colores pueden integrarse de forma ordenada y coherente en códigos de comunicación y pensamiento de tal forma que de forma automática pueda asignársele un significado concreto a estos sin la necesidad de una explicación detallada.

Son innumerables los ejemplos en los que la cromatología cumple con su función comunicativa. La asignación de colores a la idea de peligro o calma, alegría o tristeza, evidencian esa sintonía entre el icono (color) y su significado. La regulación de los semáforos, el color de los uniformes, las diferentes combinaciones cromáticas de las banderas y su significado o la clasificación(taxonomía) de los colores en fríos, cálidos, templados, etc. convierten el lenguaje icónico de los colores en algo tan cotidiano como imprescindible. La taxonomía (del griego taxis “ordenamiento” y no nomos “norma”), empleado como término en la clasificación biológica, consiste básicamente en un sistema de ordenación compuesto por una jerarquía predeterminada.

Esa jerarquía que en biología suele asignarse a esquemas filogenéticos en el que los criterios de ordenación se basan en el origen común de los organismos emparentados, suele ser extrapolable a cualquier grupo que requiera de una clasificación y un orden dentro de parámetros presididos por la lógica.

Este trabajo parte de la idea de aportar un punto de singularidad en la criminología, como ciencia interdisciplinaria, integrando los conceptos de taxonomía y comunicación iconolingüística y, sobre todo, partiendo de la idea de que todo o casi todo está inventado y que únicamente se pretende expresar de modo visual lo que otros muchos autores ya han hecho en formatos tradicionales.

Uno de los mayores atractivos de la criminología, por su naturaleza interdisciplinaria, es esa cantidad de aglutinar saberes tan diversos como las ciencias biomédicas o el derecho, las disciplinas psicosociales y las ciencias exactas, sin que choquen entre ni parezcan en modo alguno incompatibles. Es como si la criminología fuese capaz de empastar los timbres agudísimos del violín con la gravedad de las tubas o la fuerza sonora de los timbales, como si una orquesta sinfónica se tratara.

En este sentido, creemos interesante esbozar una aproximación a la idea de lo que a los autores y a muchos de nuestros alumnos les sugiere no sólo el constructo teórico de la criminología, lo que son sus tipos y funciones tradicionales (científica, académica, aplicada y crítica), así como a sus principales protagonistas (el delito, el delincuente, la víctima y el control social); sino la idea de que todos se pueden revestir de forma textura y color.

El nacimiento de la criminología científica, a finales del siglo XIX, tuvo uno de sus mayores argumentos en la idea no sólo del estudio científico del delito, sino de la posibilidad de que tras el análisis detallado del delincuente, sus características físicas, psicológicas o antropológicas; este pudiera ser clasificado atendiendo a parámetros objetivos y observables: comportamiento es antropológicos o jurídicos, en definitiva, criminológicos.

La taxonomía que la escuela positiva asignó hace casi 200 años en “blanco y negro” al delincuente; puede y debe presentarse en color del siglo XXI, en lo que los autores pretenden homenajear a los pioneros y a los pies de una u otra forma han propiciado la evolución y desarrollo de una ciencia tan apasionante como policromática, la criminología.

La taxonomía cromática de la criminología que planteamos a continuación es una propuesta que parte de la idea de atribuir un significado en colores a los diferentes componentes del entramado criminológico público; en un intento de aproximar el lenguaje icónico del color a este campo del conocimiento.

Los criterios taxonómico se vienen determinados por parámetros puramente objetivos (campos de conocimiento, funciones y tipo de criminología y actores principales del entramado criminológico), a los que inevitablemente hemos aportado nuestra experiencia tanto como profesionales en algunos de los campos de la criminología aplicada (ciencias biomédicas e investigación criminal); como especialistas en los ámbitos de la criminología científica y académica, con la inevitable y lógica subjetividad que supone la afinidad o lejanía hacia determinado tipo de tonos cromáticos.

En 2007, Piers y Nigel Shouth escribieron una obra que titularon Issues in Green criminology. En el título de dicha obra se le asignaba, con gran coherencia un color a un tipo de delitos, a una parte de la criminología muchas veces olvidada y dejada en un segundo plano. Criminología que, siendo asimilada al color verde con gran lógica, puesto que está relacionada directamente con la naturaleza y delitos medioambientales, tenía características propias, térmicas investigaciones específicas y un gran contenido por explorar y desarrollar.

El verde es un color que siempre se ha relacionado con el medio ambiente, la frescura, armonía, salud, esperanza, naturaleza y tranquilidad, así como con el dinero. El verde sugiere libertad y tranquilidad. Un color muy adecuado, por tanto, para denominar a la criminología relacionada con la naturaleza y los delitos medioambientales: La criminología verde.

El blanco es otro color tradicionalmente relacionado con un tipo muy claro de criminología: los delitos de guante blanco. El blanco está asociado a la pobreza, la inocencia o la paz. Se relaciona con lo limpio, inmaculado, refinado, simple y estéril. Algo claramente en relación con los delitos económicos, estafas y fraudes, delitos en los que el delincuente no ensucia de forma directa sus manos en la ejecución. Nos encontraríamos, por tanto con la criminología blanca. No tanto por ser una criminología limpia, pura o virgen sino por ser una criminología que se ocupa de los peritos tradicionalmente considerados de guante blanco, sin sangre, sin mancha de suciedad directa con la comisión del delito.

La criminologia roja, relacionad con los delitos de sangre y violentos.
La criminologia roja, relacionad con los delitos de sangre y violentos.

La criminología más conocida, más estudiada y no estimulada es la relacionada con los delitos de sangre. Homicidios, asesinatos y delitos de lesiones ocupan y preocupan a científicos, profesionales y opinión pública en mayor medida. Tanto que para muchos legos en la materia sólo existe esta criminología. Creen que criminología es la ciencia que estudia el homicidio y el asesinato sólo. Asemejan crimen más con asesinato y con delito. El color de la sangre es el rojo y la sangre aparece en gran mayoría en esos delitos. El rojo simboliza la acción, la aventura, la agresividad, la sangre, el peligro, la emoción, la fuerza, el vigor, la energía, la pasión y el amor. Simboliza fuego, poder, excitación, pasión, riesgo y peligro. Todas estas circunstancias, sentimientos y características que rodean a este tipo delitos. Esta debe ser por tanto, sin duda la criminología roja. Teniendo claro que la criminología roja no es la única, que la criminología es como un arco iris con todos los colores y que simplemente la roja es la más llamativa, la más mediática o la más enérgica, emocionante y pasional.

El amarillo simboliza el sol, es un color con tintes espirituales. Representa advertencia, felicidad y cariño. Es un color cálido, pero que puede ser irritante para los ojos como el sol. Simboliza precaución, alegría, cobardía, curiosidad, gozo y broma. Circunstancias y características que sigamos analizando una por una podemos encontrar en el mundo de las drogas. Además los tonos amarillentos pueden simbolizar el deterioro del blanco, el paso del tiempo sobre la prenda inmaculada y pura, la evolución que ensucia y estropea el blanco, lo que amarillea. Todo ello cumpliría y de fin iría perfectamente los delitos relacionados con las drogas. Nos encontraríamos, por tanto, con la criminología amarilla.

La criminología naranja sería una criminología vibrante, excitante y divertida, que sugiere placer, alegría, resistencia y ambición. Algo creativo, entusiasta, jovial, enérgico y juvenil. Sería la parte de la criminología que levanta más pasiones, con más seguidores y que crea más ocasiones: la criminalística. Una ciencia entusiasta, joven y creativa que trata de resolver los crímenes a través de la ciencia de una forma vibrante y ambiciosa a través del indicio del delito: La criminología naranja.

El rosa siempre ha sido considerado un color femenino. Un coro que representa la dulzura, bienestar, aprecio y delicadeza propia de lo femenino. La criminología rosa debe ser, por tanto una criminología relaciona con lo femenino, con los delitos sobre las mujeres. Los delitos en los que la víctima es principalmente la mujer. Así la criminología rosa sería la cronología relacionada con los hechos contra la libertad sexual, el maltrato y todos aquellos que se centran fundamentalmente en la mujer, en lo femenino.

El negro, sin embargo, sugiere fuerza, potencia, autoridad, audacia, seriedad y elegancia. Es clásico, conservador, formal, secreto, serio y tradicional. Un color que define perfectamente la delincuencia organizada y sus principios y características en muchos casos. Algo audaz, autoritario, organizado, secreto y formal. El crimen organizado, su estudio y análisis será el objeto del es de estudio de la criminología negra. Un color que también simboliza la separación, la muerte y la nocturnidad.

La criminología violeta o púrpura serial que se ocupa de la víctima: la Victimología. El violeta representa realizar, ceremonia, justicia, nobleza y espiritualidad. Es algo sofisticado y espiritual. La víctima preocupa y ocupa desde el mayor respeto, nobleza y espiritualidad posible. La víctima sugiere justicia, nobleza y debe ser respetada, escuchada y valorada en sobremanera. Por todo ello el violeta podría perfectamente definir a esta criminología. La criminología centrada en la víctima: La criminología violeta.

La criminología azul es más compleja. El azul tiene muchos tonos y la criminología azul también. Debo distinguir al -2 criminología es azules, al igual que dos azules que no tienen mucho que ver y que representan cosas distintas:

La criminología azul marino representa la criminología aplicada. Los profesionales e instituciones las con la criminología. Los cuerpos y fuerzas de seguridad, fiscales y jueces, oficinas de asistencia víctimas, trabajadores sociales, forenses, peritos, investigadores privados, etc., representarían el azul marino. Un color que representa autoridad y calma, confidencia y dignidad, consolidación, seguridad y confianza. El azul marino sugiere responsabilidad y autoridad.

Sin embargo los tonos más validos o claros de azul, el azul celeste, implican frescura, limpieza, debilidad e incluso esperanza. Sugiere confianza, reserva, armonía y afecto, trasmitiendo sentimientos de libertad y franqueza. La criminología azul celeste sería la relacionada con la prevención, la mediación, la sanción, la rehabilitación y la reinserción.

El marrón es un color asociado a la naturaleza y a la tierra, indica solidez y genialidad, seriedad y utilidad. Pero también en sus acepciones menos académicas tiene connotaciones de suciedad, de mancha. El adjetivo enmarrónar indica ensuciar, manchar, dificultar, etc. y el marrón también pueden recordar a los desechos, las heces y el barro. Con todo ello la criminología marrón sería la que se ocupa del actor principal del crimen, del estudio útil, serio y sólido del criminal.

La criminología gris en tonos tenues o claros ocuparía de la medicina legal y forense y las ciencias biomédicas. El gris representa la autoridad, mentalidad corporativa, humildad, practicidad, respeto y estabilidad:

La alta tecnología, practicidad, seriedad y creatividad representan dignamente principios y cualidades de esta criminología la criminología gris claro.

La criminología gris en tonos más oscuros estaría representada, en cambio, por la ficción criminológica, por la literatura, el cine la televisión. Estas ficciones que a veces son útiles y otras veces oscurecen la labor del profesional, entreteniendo y dando tintes oscuros a esta realidad. La criminología gris oscuro.

La criminología académica, científica y divulgativa estaría representada por el color beige. Un color que representa la educación, efectividad, solidez, pulcritud, destreza, seriedad y eficacia. Todo aquello que la criminología en su vertiente más académica representa. La criminología beige.

Finalmente existe un grupo de conductas que en el pasado fueron objeto de interés criminológico sanción penal y que actualmente, bien por el devenir cultural de las sociedades o bien por cuestiones de estricta política criminal, quedan fuera del ámbito criminológico: “no hay crimen ni autor”, por tanto y, a priori, no debería existir reflexión criminológica.

nada más lejos de la realidad, existen infinidad de conductas calificadas como “ anormales, asociales” o lo que convencionalmente conocemos como desviadas y, sin embargo no delictivas, que conforman un grupo de comportamientos que conllevan una gran carga de sufrimiento, por un elevado costo social y una importante casa de Victimología.

Las enfermedades mentales asociadas al delito, las adicciones, antropofagia, las colectas sexuales fuera de los parámetros convencionales (prostitución o determinadas prácticas sexuales), o la desaparición de personas por causas no criminales, entre otras, pueden ser prácticas que deriven en una enorme fuente de sufrimiento y, por tanto, objeto de interés criminológico. Sería, a nuestro criterio lo que podemos denominar, la justicia transparente.

En definitiva la criminología es como el arco iris. Una realidad multicolor, con múltiples arias y contenidos, unos más conocidos que otros. Nosotros en este breve artículo hemos intentado desarrollar una clasificación de la criminología en base a los colores: la taxonomía cromática de la criminología.

Aitor Curiel López de Arcaute

Antonio Cela Ranilla