Menores que se citan para pegarse, grabarlo y subir el video a internet

Ayer se detuvo a siete menores en Jumilla por organizar peleas para posteriormente subirlas a la red. Lo hacían citándose en el exterior de los centros escolares durante los recreos o bien, a la salida de los mismos.

Entre los responsables se encontraban muchachos de tan corta edad, algunos de ellos inimputables, tenemos que señalar que los menores para realizar esas grabaciones y subirlas a internet, deben de tener legalmente más de catorce años, que es lo que exigen las redes sociales para abrir esas cuentas, aunque muchos menores obtienen el teléfono móvil en la primera comunión, abriendo cuentas en twitter, Tuenti, etc. bajo la excusa de que “todos sus amigos lo tienen”.

No son hechos aislados ya que en los últimos dos meses se han producido hechos similares en otras poblaciones como Lugo, Bilbao, La Coruña y Santa Cruz de Tenerife Dejando atónitos a padres que no saben porque sus hijos se dedican a participar en esas peleas. En alguno de los lugares anteriores se ha llegado a constatar la existencia de apuestas.

Entre los analistas no puedo estar más disconforme con uno de los entrevistados en el canal 24 horas de TV, que achacaba esos hechos a episodios de bullying. En primer lugar, las víctimas de este tipo son en un porcentaje muy alto, personas reservadas, que eluden el enfrentamiento, y que precisamente por eso constituyen el blanco de sus agresores.

Estas peleas difieren mucho de ese comportamiento atacante-victima que sucede cuando existe bullying, en este caso son enfrentamientos concertados entre “machos alfa” de la clase, cuyo objetivo no es lesionar al contrario sino, conseguir un video que se haga viral, lo importante no es la pelea, es el video.

Para los jóvenes que tienen más vida dentro de sus Smartphone que fuera de ellos, que lo que intentan es conseguir hacerse hueco en el mundo digital, donde cuentan más los followers en twitter e Instagram que las personas que conocen en vivo y en directo, para estos jóvenes el conseguir un video viral que tenga muchas reproducciones en YouTube es lo más importante, aunque sea a costa de hacer algo malo o reprobable.

Los jóvenes necesitan decir en sus redes sociales que han vivido cualquier evento, motivo por el cual lo graban todo para poder exponerlo en sus redes sociales, y no nos sorprenda que ninguno intente separar a quienes se están pegando, ellos han acudido allí para ver un espectáculo y dejar constancia de ello haciendo fotografías, videos etc.

Ha cambiado la escala de valores en la que se mueven muchos de nuestros hijos, para ellos es más interesante su reputación en la web que en la vida real.  Necesitan ser el primero en colgar su experiencia, la más original, la más novedosa, aunque sea considerado una aberración.

Es fundamental que los padres y educadores cambiemos nuestra manera de ver como nuestros hijos se relacionan con internet, y aunque parezca difícil, saber más que ellos sobre lo que están haciendo sino iremos a remolque de esta situación que no hecho más que empezar.

Asociaciones de padres, ya han dicho que no saben cómo atajar el problema y jurídicamente veo difícil que prospere una condena para los menores como la que se ha planteado con el caso de Jumilla deteniendo a siete menores y acusándoles de delitos contra la intimidad y la propia imagen de menores de edad y de varios delitos de lesiones, me explico…

Para que exista un delito contra la intimidad de alguno de los menores que se ven en el video ha de ser porque fuesen forzados a esa pelea o hubiese una negativa expresa a que se les grabase, hay que tener en cuenta que los actos se hacen en la vía publica y, hasta el momento los medios de prensa hablan de concierto entre todos los presentes para pegarse, grabarlo y subirlo a internet, máxime también hay que tener en cuenta que quienes graban los videos también son menores.

El delito de lesiones, es un delito publico pero como he relatado antes, es una pelea acordada, en la que pese a la violencia de las imágenes, priman más estas que la propia pelea, hay consentimiento mutuo para la misma, y, aunque no puedan dar dicho consentimiento al ser todos menores, podríamos hablar de un combate de boxeo en vía pública, comportamiento deplorable pero no ilícito según nuestro Código Penal, y que posiblemente, tampoco haya habido pérdidas para el Estado debido a tener que dar atención médica a los contendientes ya que la prensa informa que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad habían sido alertadas por profesores y padres, no por tener conocimiento de ninguno de de los implicados se le haya tenido que atender en ningún centro sanitario.

La solución pasa por una formación en la utilización de redes sociales, tanto para los padres como para los hijos, que conozcan cuales son las consecuencias de sus actos y dosificar la presencia en internet de menores hasta la mayoría de edad, rediciendo a cero su presencia en menores con edad inferior a catorce años.

Recomiendo leer también la entrada “Comunicado a mi hijo sobre uso del teléfono móvil

Comunicado a mi hijo para uso del teléfono móvil

Poca ayuda recibimos los padres con titulares como el que hace unos días se hacían eco casi todos los medios de comunicacion “Absuelta de maltrato tras quitarle el móvil a su hijo para que estudiase“.

La verdad es que la Sentencia no se basa en quitarle el móvil al hijo que no estudiaba sino por unas lesiones de carácter leve que al quitarle el movil, el chico se produjo en la mano, hecho que por supuesto y aquí aventuro algo, el tío paterno del chaval aplaudió acompañando a su sobrino a denunciar a su madre, ya digo que aventuro, pues posiblemente haya una separación “complicada” por medio y se aprovechó esa circunstancia para denunciar a la madre.

Hay quien dice que se haga un contrato con el hijo para que el menor se haga responsable del uso que va a dar al teléfono móvil, tablet, ordenador, consola etc. contratos que duran en la mayoría de los casos las 48 horas siguientes a la firma de ese supuesto contrato… y me pongo optimista para dar 48 horas.

Los padres son responsables del uso que los hijos hacen de los medios electrónicos y sus comunicaciones por internet y son responsables de su educación, ya hay sentencias que cita el derecho a la privacidad de las comunicaciones del menor cuando se le quitan estos aparatos.

Así pues a mi hijo he preferido darle este comunicado:

Estimado hijo, he comprado un teléfono móvil  para PRESTARTELO, no es tuyo, así mismo he contratado una línea de telefono con mi operador para que puedas llamar por telefono y acceder a internet.

El teléfono es mio, yo te presto ambas cosas (Teléfono y linea) y me reservo el quitártelo si tu rendimiento escolar no es el que tus padres esperan de ti, si no ayudas a tu madre en las tareas de casa, si no tienes recogida tu habitación o desobedeces a tu madre o a mi.

Si no cumples con tus obligaciones, la primera vez, me quedare con MI teléfono móvil tres días, si persistes en malos comportamientos lo perderás definitivamente y daré de baja la linea telefónica.

El tener telefono, disfrutar de la consola u otros aparatos electrónicos es un premio a tu comportamiento, a tu esfuerzo en la realización de tus tareas y, si no quieres cumplir con tu parte como hijo, no me exijas que tenga consideraciones hacia ti.

Puede parecerte duro, puedes decirme que todos tus compañeros tienen teléfono móvil, cada padre es libre de tratar a sus hijos como crea oportuno pero vives en sociedad, el núcleo fundamental de la sociedad en la que vives es la familia y, como en cualquier sitio, también dentro de la familia, has de cumplir las normas.

Si no te gusta me da lo mismo, soy tu padre y con este comunicado cumplo con mi obligación de poner unos limites en tu actividad, en este caso con el uso del teléfono, tablet y otros medios de comunicación vía internet.

Si cumples con lo que debes no tienes que temer que te lo quite, no tienes que estar todo el día enganchado al teléfono, una hora al día es suficiente, así que administraste el tiempo, porque tu principal obligación es estudiar y obedecer a tus padres.

Recibe un cordial saludo, tu padre.

Libro sobre educacion T.I.C. ¡Atención mamas y papas!

¡Atención mamas y papas!
¡Atención mamas y papas!

Mi buen amigo @_Angelucho_ saca a la venta su segundo libro, el mismo se titula “¡Atención mamas y papas!”

El libro con el lenguaje coloquial que caracteriza a Ángel, es tremendamente didáctico y es una guía práctica da respuestas rápidas y concretas a vosotros, padres y madres, con hijos e hijas usuarios de dispositivos móviles: Smartphones, Tablets y Wearables. Ofreciendo 60 casos sobre situaciones de uso posibles de dispositivos móviles por niños, niñas y adolescentes, y analizadas sobre los tres espacios donde habitan éstos: la familia, la calle y la escuela o instituto.

Dos expertos en seguridad tecnológica y en educación en derechos de infancia y en TIC (Tecnologías de la Información y de la Comunicación) analizan de manera pormenorizada los distintos casos incluyendo testimonios y soluciones, y dando un doble enfoque desde la seguridad y de la educación.

Contiene distintas infografías sobre aspectos de uso práctico y dos diccionarios: uno de mensajería instantánea y otro de emoticonos.

Tambien se han sumado al proyecto el propio Grupo de Delitos Telemáticos de la D.G.G.C. que prologa el libro, así como las colaboraciones y patrocinios de ESET que comprando el libro da acceso a la APP de seguridad online “ESET Control Parental para Android”. 6 meses de suscripción gratuita a esta aplicación que garantiza la seguridad online de tus hijos, tambien por la compra de cada libro se va a destinar 1€ a proyectos de UNICEF.

El libro se puede reservar ya desde aquí.

 

Curso sobre abusos sexuales a menores

Abusos sexuales a menores, intervenciones multidisciplinares
Abusos sexuales a menores, intervenciones multidisciplinares

Unión de Guardias Civiles (UnionGC), organiza en colaboración con la Dirección General de igualdad, mujer y juventud del Gobierno de Cantabria y la Delegación del Gobierno de España en esa comunidad autónoma que es donde se realizara el curso, entre los días 23 al 26 de septiembre de 2013 y en horario de 16,00 a 20,00 horas el curso titulado “Abusos sexuales a menores, intervenciones multidisciplinares“.  UnionGC es conocedora de las diversas dificultades que se encuentran los profesionales que intervienen de distinta forma con menores.

La violencia que estos menores sufren y en concreto la violencia de carácter sexual, puede quedar oculta o enmascarada bien los entornos en los que se producen o por características del agresor.

Con el objeto de dotar a los diversos profesionales de las herramientas adecuadas para la prevención, detección e intervenciones se organizan estas jornadas.

El programa sobre el que versarán estas jornadas es el siguiente:

– Rompiendo el silencio, concepto y dimensiones del problema.

– Las agresiones y víctimas, estrategias de los agresores y reacciones de las víctimas.

– Los efectos a corto y largo plazo de los abusos.

– La prevención de los abusos, programas educativos.

– La detección de los abusos.

– La denuncia.

– En la primera intervención con las víctimas.

– El proceso judicial y policial.

– Las ayudas a la víctima y su familia.

– La intervención con los menores en agresiones sexuales.

El curso será impartido por don Félix López Sánchez catedrático de la Universidad de Salamanca en la Delegación del Gobierno de Santander, salón Juan de la Cosa. El precio de estas jornadas serán de 10€ para socios que UnionGC y de 20€ para el resto del público. El pago del mismo se realizará mediante ingreso en cuenta bancaria 2048-2073-01-3400024575 remitiéndose posteriormente el boletín de inscripción y resguardo del pago a la acción de correo electrónico sg-cant@uniongc.org

Puedes descargar el triptico con el formulario de inscripcion aqui